Ningún momento vivido será jamás tan perfecto como su recuerdo

José Lorente Guillén

 

 

Es el año 2003,
estoy en París otra vez.
Miro por la ventana,
nieva fuera y alguien
me pasa una cerveza caliente.
Me revuelve el estómago
sorbo a sorbo. Estoy bien,
me digo, el mundo
no se acabará hoy
ni tal vez mañana.
Pero no entiendo nada,
en realidad,
el mundo se ha acabado ya,
en este preciso instante
lo he perdido todo.
Me está matando
la nieve de fuera,
la cerveza caliente
me está matando
sorbo a sorbo,
ese alguien
de rostro borrado junto a mí
me está matando.
La felicidad me está matando.

 

Anuncios

Una respuesta a “Ningún momento vivido será jamás tan perfecto como su recuerdo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.