“MOCHILA LLENA DE ASOMBROS ETCÉTERA” de Beatriz Olga Allocati

Germán Cáceres

 

 

 

 

 

Como prólogo (que la poeta prefiere titular «A modo de bienvenida») se transcribe una emotiva carta de Antoni Planells –argentino, PhD de universidad norteamericana, residente en Iowa –, fechada en enero de 1993 y dirigida a Hugo, hermano de la autora fallecido en 1976.

El poemario cuenta con dos partes: la primera se denomina «Personas/personajes» y la segunda «Etcétera». La escritora Zulma Esther Prina en la contratapa sostiene que: “La autora llega a través de la palabra, con sencillez y claridad, sin vueltas, con un lenguaje directo y fluido, tomando los temas que preocupan al mundo, en especial a los jóvenes…”

En esa primera parte se alude con naturalidad a chicos y chicas que van a la escuela, a payamédicos, realiza un homenaje a Beethoven y Schubert, cuyas tumbas se ubican en el Cementerio Central de Viena junto a los restos de Mozart y Glück, y a Anna Frank, víctima de la barbarie nazi . Todo el material es tratado en un tono ameno, pero de extrema ternura. Muy lograda la poesía «Los surfistas», que “Son gaviotas que van/ por los caprichos del agua, / explosión de energía,… “ .«De casos y cosas del barrio» es una inspirada oda a la zona de Constitución y el actual sufrimiento de los vecinos por las carencias de todo tipo que están padeciendo: “Son las misma calles del mismo barrio del sur/el de los que inmigraron hace más de un siglo…/Pero hoy con los rincones del trueque/ y el hombre que vive en la calle…”

En la segunda parte, «Etcétera», abunda una respiración aforística, en cuyo primer poema debuta con la pregunta: “¿Qué se esconde/ tras un etcétera?”, y seguidamente en «Breve guión para Stand Up» enumera los errores y equivocaciones de una mujer “Hasta que llaman a la puerta: / es esa amiga de nombre Soledad.” «Paradojas» tiene un aire burlón sobre el absurdo, para lo cual emplea un vocabulario acorde, por ejemplo: patafísica, aporías, jitanjáforas, jerigonza, jonjoleos y Bazinga! (exclamación del personaje Sheldon Cooper en la serie The Big Bang Theory). El mismo humor se desprende en «Cuestión de números», en donde recurre a un simplísimo ejercicio matemático sobre nuestros múltiples antecesores para afirmar finalmente “que nos, los humanos,) (…) somos todos parientes”.

Tal vez este libro pueda resumirse como un canto vital (“Para celebrar la vida/ a pesar de todo. / Ni más ni menos.”, afirma en «Carpe Diem»). Otro punto alto es «Infinito», el cual habla de nuestra partida de este mundo y del arribo a destino “Para convertirnos, inefables, / en ese roce de la eternidad.”

Beatriz Olga Allocati, escritora y poeta, es miembro de la Asociación de Poetas Argentinos, socia vitalicia de SADE, colabora con la Academia Argentina de Literatura Infantil y Juvenil y Consejera del Museo Histórico de La Boca, ejerce la docencia privada de idiomas y es editorialista del Café Literario de APOA. Ha publicado numerosos poemarios y biografías de varios de sus familiares.

MOCHILA LLENA DE ASOMBROS ETCÉTERAde Beatriz Olga Allocati. (Enigma Editores, Buenos Aires, 2019, 72 páginas)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .