Entrevista a Julián Ibáñez por “Gatas salvajes”

Cuadernos del Laberinto

Julian_Ibanez

Regresa Julián Ibáñez, y no lo hace de cualquier forma, regresa por la puerta principal, seguro y con las luces encendidas. Su “Gatas salvajes” (Editorial Cuadernos del Laberinto, Madrid 2015) es una joya entre las joyas.

Ibáñez ya nos dejó de rodillas con El viejo muere, la niña vive” y “Todas las mujeres son peligrosas” pero en esta nueva entrega cierra el círculo de la perfección como regalo para aquellos que amamos la novela negra, que no policiaca. Julián Ibáñez nos sube a un tren en marcha para hacer un viaje del tirón y querer siempre más y más de su ritmo rápido, de sus sabores de carretera, del lumpen, de las putas con demasiado orgullo y pocos medios, de hombres que se buscan la vida y policías que no dudan en jugártela.

Esta vez Bellón, su personaje legendario, se enamora de una prostituta rumana, Ángela, y se las verá y se las deseará para tenerla a salvo de su pasado. Resulta enternecedor descubrir a Bellón soñando con alquilar un piso en Palomeras donde ella pueda recibir a los clientes y él llevar las cuentas en la cocina; resulta emocionante el viaje a Mataporquera; resulta negra y fascinante cada descripción rápida, cada movimiento, ritmo e inteligencia de este autor que, inexplicablemente, no ha recibido aún todos los grandes premios que sin dudar merece. Julián Ibáñez es la perla secreta, es un refugio para los que aún no nos han vendido la moto y sabemos leer y degustar novela negra de verdad.

—–

“Hay una torrentera de nuevos escritores. Me jode que en las Semanas Negras me ofrezcan la única silla libre que queda.”

P.: Nos gusta que Bellón haya regresado, ¿qué le pasa en Gatas salvajes?

R.: Le birlan a la chica. En Matarporquera. Un lugar más peligroso de lo que su nombre indica.

 P.: ¿Su personaje, Bellón, es un Philip Marlowe actualizado y españolizado?

R.: No, nada que ver con Marlow. Éste era un romántico, además un honradete. Bellón le cedería el asiento en el autobús.

P.: Cuadernos del Laberinto, la editorial donde publica, ha anunciado la edición de la saga completa de Bellón: nueve libros, y seguro que nos sabe a poco. ¿Es Bellón su personaje más completo o con el que se siente más cómodo?

R.: Sí, sin duda. En realidad es el personaje de siempre, desde mi primera novela. Al cambiar la localización Bellón se cambiaba el nombre, para disimular. Ahora ha decidido que no, que le da igual, de todas formas nadie le reconoce por la calle.

P.: ¿Para cuándo llevarán al cine a Bellón?

R.: Cuando suene mi teléfono y un productor, por el lado de la boca donde no tiene el puro, me ladre dónde me envía la pasta.

P.: ¿Qué opinión le merece la situación de la cultura española contemporánea?

R.: Sólo puedo hablar de novela negra, no doy para más. Hay una torrentera de nuevos escritores. Me jode que en las Semanas Negras me ofrezcan la única silla libre que queda.  

P.: Próximamente cerrara Negra y Criminal, la mejor librería especializada en novela negra de España. ¿Qué será de los lectores enganchados a los consejos de Camarasa y Montse?

R.: Sentimos como si nos hubieran arrancado un brazo. Huele a fracaso de todos.

P.: ¿Qué novela le hubiese gustado escribir?

R.: Algún cuento de Chandler, de Black Mask. Se trataba de contar una historia sin más leches.

—–

Julian_Ibanez2Julián Ibáñez (Santander, 1940): Considerado uno de los padres de la novela negra española junto a Andreu Martín y Juan Madrid. Autor de culto para los mejores aficionados al género negro, quienes admiran sus personajes, tallados con cincel, versiones del mismo tipo duro y patético que no se preocupa más que del presente, y para cuyo retrato siguió el consejo de Chandler: «analiza e imita». Ganó en 2009 el prestigioso Premio L’H Confidencial y en el 2015 le fue concedido el Premio Novelpol Honorífico por toda su obra. Ha sido miembro del jurado del Premio Hammett. Entre sus novelas de género negro destacan La triple dama (1980), Mi nombre es Novoa (1986), ¿A ti dónde te entierro, hermano? (1994), Entre trago y trago (2001), La miel y el cuchillo (2003), Que siga el baile (2006), El invierno oscuro (2008) Perro vagabundo (2009), Giley (2010) o El viejo muere, la niña vive (2014) y Todas las mujeres son peligrosas (2015), estas últimas pertenecientes a la serie Bellón, publicadas en Cuadernos del Laberinto.

—–

gatas_salvajescomprar

Anuncios

Una respuesta a “Entrevista a Julián Ibáñez por “Gatas salvajes”

  1. Pingback: Julián Ibáñez. Dossier | OtroLunes 41·

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s