El hombre araña

José Pastor González

 

 

 

 

con la vida colgando de un hilo
en las esquinas olvidadas del recuerdo
con la paciencia infinita
de los que no tienen más que perder
con los movimientos depredadores
de animales intemporales
con el orgullo de los despreciados
y la esperanza de los desesperados
teje la araña su red
enredándose en su trampa
hipnóticamente atrapada en la magia de los espejismos
balanceándose
marioneta
en los hilos
que la atan
a su suerte
y a su irreversible condición de araña

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .