Detrás de ti

Miguel Rubio Artiaga

Ojos cerrados (1890)-Odilon redon

 

 

Detrás de ti
el silencio canalla
lo feo y mustio
lo banal
lo que sobra
lo mentiroso
lo estúpido.
Tu muralla
que sonríe
con cinismo
a la necedad,
a los pedestales
y pesebres,
a los falsos cupidos.
Las almenas
en el alto amurallado
firmes a nuestro destino
de caricias y besos,
pasión y entrega,
de macizo cariño.

Detrás de ti
el miedo y sus puñales
la tristeza enquistada
lo soberbio
lo marchito y cobarde
lo maldito.
Lo gris y su pincel,
la vanidad en vena,
la amistad falsa,
lo corrupto,
lo serio y rutinario,
lo aburrido.
Tu muro
que ríe a las campanas
mientras tú bailas,
caderas mías,
a su mismo ritmo.

Detrás de ti,
la sinrazón y lo absurdo,
el bosque talado,
la inseguridad,
lo peor del instinto.
Lo insalubre,
la hipocresía
la amargura demente,
la enfermedad
de los celos posesivos.
Tu escudo
con un amor rampante
una margarita salvaje
y dos golondrinas
que miran desafiantes
desde su nido.

Detrás de ti, nada.
Nada.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.