Francisco Javier Illán Vivas publica “El retorno de la espada”, obra ganadora del  Premio Villiers de l’Isle Adam de Novela Fantástica

Vera Kukharava












El murciano Francisco Javier Illán Vivas publica en M.A.R. Editor “El retorno de la espada”, obra de fantasía épica ganadora del Premio Villiers de l’Isle Adam de Novela Fantástica entre 193 novelas procedentes de 35 países.

Infernos, el señor del Orco, no ha perdonado ni el ultraje recibido, ni la invasión de su reino, y durante dos décadas ha maquinado su venganza. Uniendo los elementos más terribles de su entorno de oscuridad y muerte, da vida a una criatura femenina, a la que ningún Eterno ni ningún Humano podrá vencer. Se llama Lilith, pero los humanos la conocerán como Judit, la peor de las maldiciones. Ningún hijo de mujer mortal podrá resistirse a sus encantos, aunque ella sólo buscará a un joven príncipe, el hijo de Aviva, la apodada Primavera.  En Celestos, la ciudad donde nunca se pone el sol, el todopoderoso Nébulos, señor de los Eternos, reúne al senado imperial para buscar una estrategia para enfrentarse a la maligna creación del impenitente enemigo. En el mundo de los Humanos, el Pontificex Máximus convoca un Concilio Universal, confiando en que el encuentro de las mentes más preclaras desentrañe el origen de la extraña enfermedad que afecta a los hombres más capacitados y deja indemnes a los más ineptos. Mientras tanto, una espada sin igual sigue clavada a las puertas del Orco, esperando ser rescatada.Esta obra de fantasía forma parte de una saga que incita a la imaginación, en un mundo donde Eternos, Humanos, Homosaurios, Trolls y Magos se encuentran inmersos en la permanente lucha entre el bien y el mal en unas imaginarias tierras que son el compendio de todas las guerras y enfrentamientos que ha sufrido la Humanidad a lo largo de los siglos.


El autor: Francisco Javier Illán Vivas
(Molina de Segura, 1958) Escritor y crítico literario. Ha publicado las novelas “Versos envenenados”; “1314, la venganza del templario” y la trilogía “La cólera de Nébulos”, con las novelas: “La maldición”, “La oscuridad infernal” y “El rey de las esfinges”. Es autor del libro de relatos “La isla y otros relatos”. Ha publicado los poemarios “Con paso lento”, “Dulce Amargor”, “Crepusculario”, “Témporas”, “A mi manera”, “Equipaje ligero”, y “El mendigo de la Place Vendôme”.

 
Afirma sobre su obra: “Mi base cultural y mitológica está en el mundo mediterráneo, en los mitos que nos cantó Homero, los que le precedieron y los que le siguieron. Cualquier autor de Murcia, de Cartagena o de cualquier otra localidad mediterránea tiene una deuda con los autores griegos y romanos de hace más de dos mil años. Esta novela representa para mí de regreso a los orígenes, a un mundo que conozco bien, pues con la trilogía La cólera de Nébulos estuve unos veinte años creando un mundo que tuviese los cimientos muy bien asentados en la fantasía. Una navidad de hace un par de años, Luis Alberto de Cuenca me comentó que echaba de menos a Nébulos, uno de los personajes de la novela. Y eso fue lo que me dio pie para regresar a ellos, a pensar qué habría ocurrido durante estos años al otro lado del espejo, desde las aventuras narradas en La Maldición, El rey de las esfinges y La oscuridad infernal. El resultado es esta novela que, como te digo, tiene firmes cimientos en un mundo fantástico muy consistente. En cada personaje el lector podrá encontrar reminiscencia de los mitos clásicos, porque son nuestra fuente, nuestro origen”.

 
Sobre la literatura fantástica: “A mí me gusta la definición del género que escribió Fritz Leiber como prólogo de una edición de las obras de Conan, en 1966. Permíteme repetirlo: «Se trata de un tipo de relato fantástico cuya acción transcurre en un mundo imaginario –a veces nuestro planeta como en otros tiempos se supuso que era o acaso sea en un futuro remoto, a veces otro universo u otra dimensión- donde la magia es eficaz y todos los hombres son poderosos, todas las mujeres bellas, todos los problemas simples y todas las vidas aventureras». Creo que mi obra sigue esa línea casi a la perfección. Con ciertos matices, uno de ellos es que yo soy de la cultura del vino, no de la de la cerveza. Y me puedes preguntar, ¿y eso qué significa? Pues que mi base cultural y mitológica está en el mundo mediterráneo, en los mitos que nos cantó Homero, los que le precedieron y los que le siguieron después. Por eso no encontrarás algunos de los elementos característicos de la mitología del norte de Europa, es decir, de la cultura de la cerveza”.

 
Sobre los mundos de su obra: “Los que somos de aquí podemos pasear por una playa, ir al nacimiento de un arroyo, ver la cumbre de un monte entre nubes, buscar una zona casi desértica, y encontrarnos en los escenarios de mi libro. Es tu mirada nueva la que te permite ver lo mágico en tu entorno”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .