La pasión del alma

Lala González

Lust (1558)-Pieter Bruegel the Elder









El alma está desierta esta noche
no siente, no late, más tiembla
vive en los gemidos de la melancólica guadaña
arraigada a una pasión antagónica
que no todos los espectros entienden
más a ella, su hoguera
esto que para algunos es una malicia infernal
no apaga

Camina descalza sobre sus arcos de plata
besados por cada gárgola entre las piedras incrustadas
marcados suavemente por las cadenas que le causan estupor
y sus tobillos son lamidos por las auras
robándole una sonrisa de complacencia
una de complicidad entre estos entes muy clásica

Lenguas de serpientes se enredan entre sus dedos
exactamente diez
ella sólo cierra sus ojos
y
de ján do se
caer sobre el altar
exponiendo aún más sus debilidades
sin tocar su vulva
sin acariciar la aguja
a la que los párrocos y monjas llaman pecado
se retuerce
se exaspera
pide a gritos que no se detengan
siente que la muerte benigna
por fin el cuerpo le besa
pero ella
ya está muerta

Ese cuerpo que no es cuerpo
porque es alma
comienza a responder
sus pezones que no son pezones
se entumecen
su vientre que no es vientre
tiembla como si golondrinas Gongorinas adentro tuviese
y si pudiese respirar
juraría que a punto del vértigo habría de estar
y aún así
sin ser cuerpo vivo
siendo alma sin suspiro
la pasión le corre como fuego
por lo que una vez fueron venas palpitantes
con sangre de caliente dama

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .