CRÓNICAS DEL CORONAVIRUS: “El copiavirus en occidente”

Juan Patricio Lombera





17 de junio de 2020
Desde que empezara la pandemia y, más concretamente desde que se agudizara ha habido una serie de comportamientos que se han repetido en Europa y América. Lejos de propiciar una tregua entre los gobiernos y sus respectivas oposiciones, la pandemia no ha servido más que para exaltar todavía más los ánimos.

Además, pareciera que los opositores se copian de un lado al otro del océano Atlántico. Que en España cunden las noticias falsas (prefiero usar este término en castellano a la payasada anglicista de fake news), México no se queda atrás y alcanza la segunda plaza mundial en esta materia solo detrás de Turquía. Que los gringos salen a la calle en plena pandemia a protestar porque consideran violados sus derechos constitucionales, pues los españoles no se quedan atrás y organizan sus propias rebeliones sin temer un rebrote de la enfermedad. Cada forma de protesta se ha reproducido en uno y otro lado del charco incluida la manifestación de los coches ideada por VOX que también tuvo imitadores en México. El último motivo de queja que ha sido secundado por toda Europa tuvo como causa la triste muerte de George Floyd a manos de un grupo de policías sádicos. Incluso el famoso gesto de protesta de Colin Kaepernick, de hincar la rodilla cada vez que sonaba el himno americano que provocó su expulsión del fútbol americano, se ha vuelto viral y de esta forma hemos podido ver el domingo pasado a Marcelo hincar la rodilla tras anotar su gol en el Real Madrid-Eibar.

En ese sentido podemos decir que, en Occidente, la globalización ha triunfado ya que no pasan ni 24 horas de una protesta que esta tiene sus imitadores del otro lado del charco. Ahora bien, lo que reflejan todas estas imitaciones es la carencia de originalidad de nuestra época. No me extraña que abunden los remakes de clásicos del cine en nuestros días. ¿Dónde quedó un Chaplin que criticaba al nazismo y al fascismo al tiempo que nos hacía reír?¿Donde hay alguien tan ingenioso como Gandhi capaz de movilizar a todo un país mediante la quema de sus ropas o la evasión del impuesto de la sal? “Haremos una fogata tan grande que se verá en Bombay y en Londres”, decían los manifestantes cuando llevaban a quemar las ropas que generaban la miseria de su pueblo. Ni siquiera hay grandes oradores capaces de soltar un discurso inspirador como el Yo tengo un sueño… de Martin Luther King. Se solía decir que cada pueblo debía encausar su lucha en función de sus peculiaridades. Hoy en día, la lucha se encausa en función de la cantidad de cámaras que se puedan presentar al acto.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .