Y ASÍ SE CUENTA LA HISTORIA: “La nueva fobia y el ácaro”

Ítalo Costa Gómez





En Lima ya se acabó el confinamiento obligatorio. Se levantó el 1 de julio. Por medidas de seguridad me quedaré voluntariamente metido en casa durante un tiempo más. Espero que mis compatriotas (los que tengan cómo lograrlo) también lo hagan. Todos estamos asustados y nerviosos por el bicho este. Eso me hizo recordar a los famosos ácaros de hoy.

De pequeño uno de mis mayores disfrutes era irme a un club alejado con mis papás (comúnmente con papá nada más porque mi mami y la aventura como que no van juntos) solo para poder disfrutar de la piscina. Me encantaba tirarme de los toboganes y poder jugar en el agua durante horas. Era un dilema sacarme ahí para regresar a Lima. No quería irme nunca. Al agua, patos. Literalmente.

[Qué bonitas épocas. No había COVID-19 ni Richard Swing. Qué lindo era todo]

Se supone que entre más avanza la vida uno va perdiendo miedos y cogiendo cancha. Parece que en mi caso solo es ir “cogiendo más” y punto… ya que, gracias a una amiga muy querida, he adquirido un nuevo terror. Una fobia recién estrenada. Cómo para que no anden diciendo que no tengo nada para estrenar.

Cuenta la historia que me fui unos días a la casa de playa de mi querida Angobalda (sé que es feo su nickname, pero uno de sus ex novios se llamaba así y me pareció buena venganza restregar eso en la historia). La estábamos pasando rico hasta que se me ocurrió la idea de meternos a la piscina del centro de esparcimiento público que quedaba a pocas casas.

– Vamos un ratito, Angobalda. Quiero meterme a la piscina. – Cuando no yo queriendo revivir al niño interior y cantarle una canción invisible.
– ¡¿A la pichina?! – negativa la actitud de arranque -. Qué asco, Italo. Ahí estás en contacto con una cantidad de ácaros y bacterias que no te imaginas. Sin contar con los hongos por el empozamiento de agua y el calor. Hay materias fecales en esa agua que tú tragas al sumergirte.¿Eso quieres hacer?, ¿Quieres ir a beber caca?

No podía creer lo que me estaba diciendo. El delicioso daiquiri que me estaba empujando ya me sabía a virus transmisibles en copas. Me había jodido no solo el plan sino la tarde entera.

– Bueno, quédate tú. Yo me voy a ir a meter a la piscina porque me encanta. Tú eres una vieja amargada que ve materias fecales hasta en la sopa y yo no me tengo por qué quedar.
– Anda vacílate en la pichi de las personas y regresas, pero recontra bien bañado y no abras tanto el hocico que te vas a enfermar. Acuérdate. ¡Te va a coger algo! Acuérdate de lo que te digooooooo.
– Dios te oiga que una buena cogida nunca es mal recibida. Con permisito, eh.. – Me fui pelos al viento y toalla en mano. Bien seguro de mí mismo.

Cuando llegué al famoso club la piscina estaba vacía. Era perfecto para meterme, pero las palabras de Angobalda retumbaban en mi cabeza: “te violarán los gérmenes pichi pichi pichi”, “anda a beber caca ajena ena ena”. Puta, no pude. Me fui al baño a mojarme el cuerpo y el pelo en una de las duchas y me regresé a la casa de Ango a decir que me había quedado chapoteando buen rato. Solo por dar la contra. Ella se mató de risa en mi cara y nos fuimos a cenar sin ahondar más en el tema.


Y así se cuenta la historia de mi más reciente fobia de la vida. No me digan nunca más para ir a una piscina porque en todo lo que podré pensar es en ácaros meones en busca de enfermar mi escultural cuerpo.

A la vejez, viruela. Lo único que me faltaba. Lávense bien las manos, abracen con la mirada y quédense en casa, si es que pueden.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .