Y ASÍ SE CUENTA LA HISTORIA: “Una muy mala idea”

Ítalo Costa Gómez

 

 

 

Siempre que mis amigos recurren a mí en busca de un consejo trato de ponerme en todas las posibilidades un ratito para poder escoger mejor qué decirle. Siempre tengo buena voluntad, pero eso no siempre basta. ¿Quién no ha dado un mal consejo?

[No lo llames, no se lo merece. Una vez al año no hace daño. Contéstale y dile que lo amas, no te calles. Yo que tú si me pongo ese pantalón blanco. No te queda mal ese polo de tiritas, se te notan muy poquito los rollos. Un trago más y nos vamos.]

Cuenta la historia que una noche me llama una amiga a la que llamaremos Melissa. Ella tiene un esposo maravilloso, Pedrito, y una hija a la que adoro porque he visto crecer. Pedro viaja mucho por su trabajo y esta vez ya tenía casi seis meses fuera. Ella quería sorprenderlo con algo muy bonito, muy sensual… no se le ocurría mucho qué podía hacer y fue entonces que decidió llamarme a mí. Me imagino que más por creativo que por experto, ¿no?

[Alessandra Rampola es una cojuda. Badani es un bebito de pecho]

Le dije que podía disfrazarse de caperucita roja con todo y canastita. Que llenara su casa de pétalos de rosas rojas y que no prendiera las luces, que todo estuviera lleno de velas.

– Hagamos ambiente hermana, pongamos plantas por todos lados. Que esto sea un bosque y Pedrito será el lobo que se come a la abuela… bueno, te comerá a ti en este caso.

Quedó maravillada con el plan. Me pidió ayuda para dejarlo todo listo. Fui al día siguiente a darle la mano. Inflamos globos rojos y pusimos un montón de velas en el suelo. Plantas artificiales por todo el corredor. Velas en forma de corazón que rodeaban la cama.

– Préndelas cuando sepas que tu marido ya está abajo y asegúrate de apagarlas todas antes de la acción porque me muero con la idea de verte llamando a los bomberos.

🎵Que vengan los bomberos que me estoy quemando, que vengan los bomberos que esto es un incendio. Fuego, ay cuidado fuego… Muchacho no me mires más, mira que me consumo.🎵

– Perfecto, Italito. ¿Algo más?

– Mmmmm… Sí. A la hora de la hora échale yogurt por todos lados. Vuélvete loca. Suéltate las trenzas.

-¿¿Yogurt?? Nunca se me hubiera ocurrido. ¡Qué buena tu idea! Va a pensar que me he leído todo el Kamasutra.

Me sentía realizado con mi nuevo trabajo de consejero sexual. Me fui emocionado a mi casa a esperar la llamada de Melissa para que me cuente todos los detalles por más escabrosos que estos sean. Quería saberlo todo todito. Misma llamada erótica al 0800.

Cuando me contó casi me muero.

– Ítalo, hola. Le encantaron las velas y los pétalos de rosa. No podía creer que me había disfrazado. Todo el ambiente era muy erótico. Estaba saliendo maravilloso todo… pero me olvidé de poner el yogurt a temperatura ambiente. Lo saqué de la refri nomas y se lo tiré encima con cara sensual… Y bueno, el muñeco se le enfrió con lo frío que estaba el yogurcito y al final no pasó nada. Me quedé calentona y él se puso de muy mal humor y se fue a dormir a la sala. Tus intenciones eran buenas. Eso es lo que importa.

[Una reverenda mierda de noche. Le dejó el muñeco alicaído, un poco triste y medio resfriado]

Hice denodados esfuerzos por no cagarme de risa al teléfono. Solo escuchaba y al final lo único que le pude decir fue:

– Bueno, nada Meli… Ni más con la lactosa helada. Perdóname, pero medio bruta tú también… Ya fue.

Mira a la cojuda, también oshe. Le echó el yogurt helado en el muñeco del esposo y este pereció. Que falta de criterio al tomar el consejo, digo yo… ¿o mi idea apestaba? Las dos creo. Ni más oshe.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .