Pecado normal

Giorgio Scerbanenco

 

 

La industria era grande, tenía miles y miles de hombres entre obreros y empleados. Poseía jardín de infancia para los hijos de los dependientes, el club empresarial, con billares y cancha y, además, un Centro Psicológico. Nadie podía ser admitido o despedido sin el parecer del director del Centro Psicológico, que estudiaba el carácter y comportamiento de los empleados.

Una mañana de enero el director del Centro encontró sobre la mesa un expediente de despido, con su acostumbrada carpeta gris. El jefe de la oficina de ventas proponía el despido de uno de sus sesenta y ocho empleados, el señor Alessandro Marchini, de diecinueve años, contable, «por haber sido sorprendido en una habitación del archivo sección 2 molestando de modo agresivo e indecente a una empleada de cuarenta años, quien le había pedido que le sujetara la escalera mientras ella subía para recoger unos expedientes de un armario».

El director del Centro tomó de un estante el expediente «Marchini, Alessandro», y miró la fotografía, los datos y las notas personales.

Alessandro Marchini había ingresado en la empresa a los dieciséis años y él lo consideraba el monstruo de los jóvenes. Llegaba siempre un cuarto de hora antes de la hora oficial y se iba media hora después de la de salida. No había cometido nunca ninguna infracción. Hasta por su aspecto, con aquellos lentes, vestido siempre de oscuro, parecía ya viejo, agotado padre de familia, sin los impulsos ni la turbulencia de la juventud. Y he aquí que, por último, con aquel asalto a la cuarentona, demostraba ser joven y normal.

—Droppi, que no se le despida —telefoneó al jefe de la sección de personal—. Quiero decir que es un hombre normal, si molesta a las mujeres…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.