“Golpe de efecto”, de Harlan Coben

Germán Cáceres

 

 

 

Según la contratapa del libro, Harlan Coben (New Jersey, 1962) ha vendido cuarenta y siete millones de ejemplares de su obra. El protagonista de la presente novela, Myron Bolitar, dio lugar a una serie que va por el título Nº 10. Ha ganado cuatro importantes premios en el rubro novela policial: el Edgar Award, el Shamus Award, el Anthony Award y el RBA de Novela Negra.

Al reflejar el marketing y el branding con lujo de detalles, el autor se aleja del lenguaje literario, pero su estilo es ágil, seguro y directo, y a tramos demuestra que sabe embellecer la prosa. Utiliza originales párrafos cortos (“Su mirada asesina seguía puesta en piloto automático”) y diálogos tan inteligentes como delirantes, cargados de ironía y hasta de sarcasmo. Presta suma atención a la vestimenta afectada y elitista de la gente que frecuenta el ámbito del tenis, que no sale bien parado porque, de acuerdo a la novela, tras su glamour anida un mundo sórdido (“En la mayoría de los deportes, los deportistas más famosos ganaban más dinero por los patrocinadores que por sus equipos. Y en el caso del tenis, mucho más. Muchísimo más”/ “Ni siquiera en las salas de juntas de las grandes empresas existía una competición tan feroz. Allí todo el mundo era un rival. Todo el mundo competía por los dólares y la misma fama. Todo el mundo era un enemigo”.)

Señala que la publicidad parece haberse adueñado de las personas y suelta en su escritura definiciones contundentes, como si estuviera dirigiéndose al lector: “Las casas de inversión no se dedicaban a ayudar al prójimo. Su objetivo no era ofrecer un servicio a la humanidad ni hacer nada por el bien común. Aquel refugio tenía una meta básica, simple y muy clara: hacer dinero y punto”.

También cita series de televisión, películas, comedias musicales y temas contemporáneos de la música pop y de rock. Y sobre todo las marcas de todos los artículos que rodean a los personajes.

Harlan Coben es un escritor excepcional tanto en la trama como en los personajes extravagantes que presenta. Construye una intriga excelentemente narrada, con numerosos personajes implicados y un ritmo sostenido. Como en toda novela policial, por más contemporánea que sea, no deja de rendir culto al subgénero de la novela enigma y su famoso «who do it?»: el lector anhela saber quién es el asesino.

Coben acostumbra a recurrir a términos deportivos para sus descripciones (“La pregunta dejó a Pavel tan aturdido como un gancho de izquierda salido de la nada.”)

Es muy buena la traducción de Xabier Llobet, aunque su particular vocabulario indica que está dirigida al público español.

Tanto Myron Bolitar –que es un representante deportivo pero actúa como si fuera un detective– y su compañero Win son auténticos duros, que tienen un comportamiento cercano al matonismo, sobre todo este último, que si lo estima necesario no duda en asesinar y además se muestra seguro en sus convicciones: “No confiaba en el sistema judicial ni en un senador de Estados Unidos. Y en ambos casos, con toda la razón del mundo”.

“Golpe de efecto”, de Harlan Coben. (RBA Libros, Barcelona. 2015, 402 páginas)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.