El muerto que fui

Miguel Rodríguez

 

 

El muerto que fui, a veces me visita por sorpresa. No sé qué es lo que quiere, y él no me lo dice. Le miro mientras espero una señal del infierno que me indique qué hacer, cómo actuar, hacia dónde ir. El que fui me observa, me reta, no baja los ojos ni la guardia. Cree que soy él. Él también busca una señal, una indicación que le permita librarse de mí y dejarme ir. Comprendo, pues. Soy mi propia señal, sin duda también el infierno, y probablemente también soy el lugar que estoy buscando. El que fui me ha reconocido.

 

Anuncios

2 Respuestas a “El muerto que fui

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s