Hoy soy una palmera

Miguel Rubio Artiaga

 

 

Hoy soy una palmera
también una bicicleta
un torero bombero
y el monosabio arrepentido.
Mi dinosaurio preferido
se llama Ezequiel
es vegetariano de puro bueno
aunque yo sé que por instinto
algún que otro cabrón se ha comido.
Yo hago como que no lo sé
pero por dentro, cerca del alma, me sonrío.
Ayer fui bergantín pirata
y como estoy aprendido
me abordé a mí mismo.
Las veces que he abordado a otros
cosa normal, creo yo, en un corsario borracho
he acabado siempre detenido.

Hoy soy una mecedora
también un calcetín amarillo
y como decía Barricada
trabajo en el Parlamento
como diputado elegido.
Vengo de un linaje calcetinero
que se remonta hace siglos
a unas calzas doradas
de un rey visigodo, Recesvinto.
Quería ser pico y azada
pero he preferido
tomarme la tarde libre
e irme con Ezequiel al bar
y tomarnos unos vinos.
Mañana seré pico y azada
nada lo impedirá
me digo a mí mismo. (Y sonrío)

Hoy me he levantado herradura
también trébol de cuatro hojas
he reventado un cajero
y en coche robado he ido al casino. (Soy malísimo)
De croupier estaba un gato negro
y una escalera abierta al pasar por debajo
cayó rompiendo un gran espejo,
debí darme cuenta que era un aviso divino.
pero las herraduras y los tréboles de cuatro hojas
no piensan demasiado
una por bruta el otro por señorito.
Eso pensaba al dejar la ruleta
con una única prenda puesta,
mis calzoncillos.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s