LA MUJER Y LA PIEDRA

Carla Demark

 

 

Hay una mujer pequeña
que carga una piedra
que nadie le dio.

La lleva en su espalda
camina encorvada,
y oculta la voz.
Con su pelo blanco,
guarda en la boca un beso
que nunca olvidó.
La observan y piensan,
¿Por qué carga una piedra
que nadie le dio?

Es que ella se afana
en ocultar sus alas
por miedo al dolor.

 

Pinchando en la imagen accederás a la web de la autora

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s