Los enamorados

Miguel Rubio Artiaga

 

Solo el enamorado tiene alas,
sueña, soñando, sueños de colores
como pinturas rupestres
vistas a la luz de una fogata.
Las siluetas dibujadas,
parecen al destellear
el bailar ebrio de un fotograma.

El Amor es la Soledad deshauciada.

Solo el enamorado sueña viviendo,
despierta cantando al alba,
calza tobillos de ángeles,
catapulta chispas desde sus ojos
y siempre lleva como un tatuaje,
la sonrisa dibujada.

El Amor no atiende a más razones
que las de dos corazones en llamas.

Los enamorados son, lo que sigue,
cuando el sexo satisfecho
en un ronroneo tierno se aplaca.

El Amor escupe a la Angustia
y desdeñando a la Tristeza,
le vuelve elegantemente la espalda.

La pareja enamorada
es la suma imposible
del uno más uno igual a uno
que resquebraja las matemáticas.

Son la flor en el almendro,
la cadena de eslabones abiertos,
la jaula invisible y como el cielo de amplia.
Los enamorados beben de sus encuentros
y se alimentan de sus miradas.

Que el Amor se diluya en el Tiempo,
pasa demasiadas veces,
es una enorme putada.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s