VIVIR

Carla Demark

 

 

Andar desapasionados.
Sonámbulos.
Taciturnos.
Y de repente,
repiquetea la alarma de la angustia
como un grito callado.
Y se abren múltiples caminos
llenos de malezas.
Los transitás
uno por uno.
Machacás cada pastucho
que te estorba,
y a mazazos derribás cada maraña
que te duele.
Y no sabés bien en cuál,
pero tenés la certeza
de que al final
de alguna de esas sendas
habrá una intensa
luz.

Supongo que de esto
se trata vivir.

 

Pinchando en la imagen accederás a la web de la autora

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s