VOLAR

Miguel Rubio Artiaga

 

a Segismundo

¡Que el pájaro mas sencillo
pueda volar y yo no pueda!
¡Cambiar mis brazos, por alas!
¡Por garras las manos!
¡ Ver el mundo muy abajo!

Atalaya en mirada
dominante, desafío,
llegando hasta el mar
siguiendo la culebra
de agua, de los cauces
zigzagueantes de los ríos.

¡Que vuele un colibrí
No mayor
que el racimo
de tres flores de jazmín
y yo no pueda volar!

Condenado, a que la nube
grosera y ebria
por no esperar la noche
me orine encima.
Que la triste y cenicienta,
me deprima, plomiza,
con sus lágrimas.
¡Y yo en un vuelo
no poder atravesarla!

Me conformo
con ser gorrión
libre en la montaña,
siquiera gavilán,
ni cóndor poderoso,
ni aristocrática águila.

¡Que vuele un buitre
carroñero, pestilente
y yo no pueda volar!

Conformarse en ser
una gaviota en tierra
con pasos vacilantes
y no acompañar su vuelo
entre los dos grandes azules,
unidos en el horizonte,
con las alas abiertas
y su planear elegante.
Convertirme en saeta
y clavarse en la mar,
como un rayo fulminante
lanzado por Zeus
contra Poseidón
en mitad de una bacanal,
con gesto desafiante.

¡Que vuelen mariposas
por solo un día,
nada más
y que yo no pueda volar!

No poder alejarme
de este mundo enfermo,
para arrastrarse
por su corteza
hecha de mentiras
usadas para crear miedos.
Anclas que te atan al polvo
y te igualan al gusano
de los muertos, vida,
o la locura impersonal
clonada, repetitiva,
de la hormiga.

Condenado a no ser
sombra contra el cielo
mas que en los sueños.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s