Una fiera suelta en la plaza

Fernando Morote

farias

La espontaneidad, en literatura, es el producto de un persistente trabajo, por lo general caótico y frustrante. No es común encontrar una novel autora, que ha invertido gran parte de su tiempo en alimentar un blog literario casi clandestino, lanzándose de pronto al ruedo con un libro capaz de conmover poderosamente a sus antiguos –y nuevos- lectores.

Estefanía Farias Martínez (España, 1970) revela su recién descubierta destreza en “Tengo un amante, 15 relatos devoradores”: un acto de genuino atrevimiento.

Aborda las historias sexuales como si estuviera comentando el clima, pero todas ellas pasman y encienden igual que una demoledora inyección a la vena del cuello.

Maneja los diálogos colocándolos con inteligencia en el momento y lugar justos, matizándolos con una sabrosa porción de sana insidia; su principal cualidad, la verosimilitud y, en muchos pasajes, su carácter jocoso.

Construye las metáforas a base de asociaciones poco convencionales, lo que convierte su abierto desenfado en incisivo humor negro. Ataca las formas establecidas a través de una velada crítica social y se burla con encanto de las creencias propias y ajenas.

Escribe en primera persona sin complicarse la vida. Tampoco se hace problemas al narrar los hechos tomando la posición de anónima espectadora.

La frescura y eficacia de sus composiciones radican precisamente en la ausencia total de pretensión. Centra bien el objetivo y acierta en el blanco evitando rodeos fútiles.

El conjunto, de modo no explícito, agrupa los textos por afinidad temática. El tono y la intensidad se adaptan según ingresan en diferentes terrenos. La extensión de cada uno –oscilando la mayoría entre 2 y 9 páginas, sólo 5 tienen 10 o más folios- es precisa para conseguir su propósito: fustigar la realidad alejándose de complejos y aspavientos.

Farias Martínez –doctora en filología árabe por la Universidad de Granada- no puede haber hallado mejor espacio para rendir tributo a su condición rebelde que desempeñándose como habitual –y muy leída- colaboradora del Periódico Irreverentes de Madrid.

“Tengo un amante, 15 relatos devoradores” es una sacudida que se transforma en terremoto grado 9, un oleaje embravecido que deriva en tsunami, un incendio forestal que termina en inundación (de los sentidos).

La fiera es de cuidado. La furia de su talento está disponible en Amazon:

Tapa chiccomprar

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.