CAMPESINA

Miguel Rubio Artiaga

Harvester Holding Her Sickle (1838)-Camille Corot




Un día la tierra la llamó
y te fuiste con ella
porque tú misma ya eras tierra,
tus raíces ya estaban ancladas
firmes bajo su corteza.
Pintada en bronce por el Sol,
las arrugas esculpidas por el viento
en un rosario de lunas Llenas.
Campesina fue de niña
de madre y abuela campesinas
siempre oliendo a girasol o trigo,
aceituna, el alivio de las tierras secas.
Sudor, azada, esfuerzo,
los ojos ya azules de tanto mirar al cielo,
no valiéndole pareja
se perdió en sus pensamientos
poniendo nombre a las altas piedras.
Bailaba con los girasoles
se revolcaba en el trigo
pedía consejo a los viejos olivos
rezaba pidiendo lluvia
en la ermita vieja de la pequeña aldea.
De pequeña un día vio el mar
y le hablaron de las sirenas
eso sentía ahora en el útero de raíces
cubierta y arropada
por su madre y compañera, la tierra.

Una respuesta a “CAMPESINA

  1. Consagradas a la Madre tierra, a la que nos cobija y nos nutre sin pedir nada más que un trato bueno. Aferradas a esa paz, a la belleza, al calor del sol que calienta el suelo y el alma serena. Buscando el canto de la lluvia, la brisa que mueva el trigo en un son de manos perdidas en fango y hierbas.- Hermoso Miguel!

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.