Y ASÍ SE CUENTA LA HISTORIA: “Cinco detalles”

Ítalo Costa Gómez






Para empezar la semana rico, con chisme de por medio y de buen humor les voy a contar más que una historia. Les voy a revelar cinco detalles que no me gustan acerca de mí mismo y que daría todo por cambiar, pero no puedo. ¿Están listos? A ver qué pasa. Qué miedoooooooooooooo, me hago la pichi.

1. No me negué a recibir los vídeos prohibidos de cuando Andrés Wiesse la fregó mandándose a él mismo haciendo «cositas ricas y cochinonas» frente a un espejo a una calentona que no lo respetó. Aún los tengo. Me da vergüenza. Está mal. Es su privacidad y bla bla bla. Pero es Andrés Wiesse tocando maracas y no puedo dejar de tener ese vídeo. Lo siento. I’m sorry. El día que me muera lo encontrarán aún en mi celular. Soy un enfermito cuando se trata de este chico. Las mujeres me sabrán entender.

2. Me encantaría tener ese detalle de los «fifteen minutes fashionably late» que en español se traduce a llegar quince minutos tarde cuando hay un evento en tu honor (un cumpleaños, un almuerzo, un premio, lo que sea), pero soy muy ansioso. A mí me dices «llegas a las nueve» y yo a las siete y media ya estoy dando vueltas por el local en que hemos quedado esperando a que llegues. No puedo evitarlo. Sería lindo sumarme ese detalle fashionista que tenía Elizabeth Taylor, pero no puedo por la ansiedad. Ayúdame, Tomás Ángulo.

3. Una vez me híper arreglé para el cumpleaños de una amiga en una discoteca del sur. Lejísimos de mi casa. Un chófer contratado nos estaba llevando a dos amigas y a mí que íbamos en la parte de atrás tomando unas botellitas de pisco que vienen listas para tomar. La amiga del medio se emocionó y nos empezó a abrazar, que nos amaba y la ptm, y en eso – sin aviso previo – vomitó sobre mí. La tuvimos que bajar del carro, lavarla, esperar a que mejorara, darle café y seguir el rumbo. Llegamos dos horas tarde, pagamos más de cien lucas extra de taxi y yo llegué despeinado, desanimado y oliendo a buitre. Sí, somos una sarta de borrachos. Lo admito, pero al menos nos cuidamos entre nosotros. Me gustaría ser el amigo elegido que toma jugo de maracuyá. Nooooooooooooooo, mi amoooooooor. Nunca sucederá.

4. Soy un maniático de mierda. Cuento tres veces las vitaminas que me voy a tomar para ver si alcanzan. Si la ropa no está bien planchada la vuelvo a planchar, si en el camino me tropiezo y la puerta roza el pantalón ya siento que no está bien y la plancho de nuevo. Riego las plantas dos veces al día, pero a veces pienso que me he olvidado – en el fondo sé que jamás me voy a olvidar – y «pobrecitas, no se vayan a morir» y pues las meto a la ducha». Lo único que no cuento es el vuelto porque me parece vulgar. Lo meto entero a la cartera, pero sé cuántos libros tengo, cuántas vitaminas quedan en el frasco, sé cuántas vueltas me puede dar el moño y el orden exacto – con todo y tiempo que toma – ponerme el bloqueador solar de la mañana y el agua miselar de la noche. Así de maniático. Los locos Addams.

5. Soy supersticioso para lo bueno. Si me dices que tirando una manzana al río me dará buena suerte, lo hago. Pero nunca pienso que me va a ir mal si se me cae la sal. ¿Me dejo entender? Un supersticioso vivaracho. Siempre me persigno tres veces antes de empezar mi día y me levanto con el pie derecho siempre. A veces pasa que se me va la hora o suena una alarma escandalosa y me olvido de todo ese ritual, entonces al rato me persigno seis veces y me acuesto otra vez para volverme a levantar con el pie derecho otras dos veces más. Lo que me toma un huevo de tiempo, pero no puedo romper mis rituales y supersticiones. No puedo porque tengo setenta años de buena suerte y me da miedo que desde arriba me lo rebajen. Así que ando atento.

¿Cómo le quedó el ojo?
Pa’ su libro, Irreverentes.

Anuncio publicitario

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.