CESAREA

Miguel Rubio Artiaga

Sunrise, Kobe Port-Fujishima Takeji (1867-1943)






El alba nació rasgada,
la noche tuvo
un mal parto.
El Sol, una vez más,
la tuvo que ayudar
y sacarla de lo nocturno
practicando una cesárea.
Madrugada rojiza,
al llorar arrancada
de su madre acogedora.
Se convirtió
al caer sobre la tierra
en tristeza de lluvia.
El dolor estaba en el aire,
un alba que ha nacido mal,
viste de cielos oscuros
y bufandas de nubes negras.
Huele, a soledad esclava
y convierte el rocío alegre
en reflejos de lágrimas.
Los témpanos en dientes,
la niebla en muralla sólida
y en puñales filosos,
la serena escarcha.
El viento, pasea el frío,
doblando todas las esquinas
y se acaba instalando
en tu emboscado interior.
Hace, que los labios
se olviden, apenados,
de la forma de una sonrisa.
Histérica se pone la mar,
en saliva rabiosa la espuma,
un infinito golpear de olas
al sentirse engañadas,
agresoras y enfurecidas.
El alba no quería salir.
Le duele ver un mundo
con tanta cosa buena,
y ver como día día
ciego a la Verdad, se suicida.

Una respuesta a “CESAREA

  1. Toda la Madre Natura llora, deja lágrimas vertidas por doquier. A veces, solo como un manto triste de niebla sucia y otras con furiosos torrentes arrastrando la maldad que reina sin penas en cada rincón de la Tierra. Cuanta verdad en tus letras Miguel!!

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.