Y ASÍ SE CUENTA LA HISTORIA: “Dos poemas de “Paciente 164”. Autor: Miguel Ángel Sanz Chung”

Ítalo Costa Gómez











POEMA PARA SER ESCRITO EN EL ESPEJO

Ni Homero ni Dante,
ni Catulo o Safo,
ni Li Po, Tu Fu o Wang Wei,
ni Basho ni Kobayashi,
ni Góngora ni Quevedo,
ni Goethe o Blake,
ni Whitman,
ni Rimbaud,
ni Baudelaire,
ni Huidobro o Paz,
ni Lorca,
ni Vallejo.
Lo sé cuando camino por la acera
y resbalo por la lluvia o el hielo,
cuando caigo boca arriba
y todas las miradas se fijan en mí;
lo sé cuando limpio las vitrinas,
cuando sirvo una copa,
cuando llevo la bandeja
y escucho el chasquido de los dedos,
los siseos, las llamadas;
lo sé cuando me miran con desprecio, con burla o con
encono,
cuando tomo la libreta
y apunto cada una de las órdenes
y “sí señor, ahora mismo, desde luego”;
lo sé cuando quiebro la vajilla,
cuando friego los platos,
cuando me corto los dedos
con los bordes de las cajas de cartón;
lo sé cuando doblo la espalda para barrer el suelo,
para recoger una por una las colillas,
las servilletas, las gomas, los caramelos;
lo sé cuando vuelvo a casa de madrugada
y camino liberado por los parques desiertos,
cuando caigo sobre la cama
como un árbol recién talado
y sueño con bandejas, con vajillas,
con familia;
lo sé cuando despierto
y en medio del sopor también lo olvido;
lo sé cuando estoy una vez más frente al espejo
y veo mi rostro casi familiar
pero más bien desconocido;
lo sé cuando tomo
como la primera vez
mi lapicero
y escribo los primeros versos
sobre mi cuaderno

Yo soy el mejor poeta del mundo,
sólo es el mundo el que aún lo ignora.


5 CONSEJOS PARA LIDIAR CON LA LOCURA.

¿Qué se puede hacer
con un soñador empedernido?

-Tratarlo como si fuera normal,
seguirle la corriente,
sonreírle cuando te mire a los ojos
y responderle sí a todo lo que diga.

-Cuando esté enamorado
dale un beso en la frente,
hazle dos o tres caricias en la mejilla,
míralo como si lo amaras
y sonríele cuando cierres la puerta.
Al día siguiente,
ten cuidado que no te vea
de la mano con el vecino.

-Cuando te crea su amigo
dale un abrazo fuerte,
cuéntale dos o tres secretos inofensivos,
escúchalo como si te interesara
y bríndale algunos consejos para el futuro.
Llegado el momento
en que te dé la espalda
guarda el puñal en el bolsillo
y espera a que se acueste en la cama.

-Cuando comience a hablar de sus proyectos
aplaude con emoción su iniciativa,
celebra sus ideas como si fueran buenas
y dile que son originales y revolucionarias;
ayúdale a hacer uno que otro presupuesto,
hazlo apuntar algunos números telefónicos
y convéncelo de que sus planes, algún día,
serán todo un éxito.

Siguiendo estos consejos
no debería existir ningún problema.
Pero, si por cuestiones externas,
el soñador empedernido
se volviera insoportable,
solo queda un remedio para controlarlo:

-Actúa con absoluta naturalidad
tranquilízalo con algunas palabras complacientes,
saca el espejo del baño,
y, entonces, muéstrale la verdad:
pon el espejo frente a él
hasta que se vea detenidamente
y se dé cuenta
que, desde el primer día,
siempre estuvo solo
en este mundo.

«Así como sucedió en La voz de la manada (Sociedad Elefante, 2002) y en Quién las hojas (Signos, 2006), en su reciente entrega, Paciente 164, el poeta Miguel Ángel Sanz Chung juega con la idea de la personificación. Es decir, en este caso no son los animales o las hojas las que te cuentan sus devenires existenciales, sino -mas bien- un paciente psiquiátrico que ha encontrado en la poesía la manera de exorcizar sus patologías. Así los poemas se vuelven el material propicio para el análisis y el diagnóstico psicológico, como también para la terapia.
En Paciente 164 encontraremos al Sanz Chung vital y vehemente que conocimos en sus dos libros anteriores; así mismo hallaremos también un espejo sutil, uno que no necesariamente brinde un reflejo afín a nuestros apetitos.»
(Diego Alonso Sánchez – 2009).

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.