Y ASÍ SE CUENTA LA HISTORIA: “Silencio en la sala que el torpe va a actuar”

Ítalo Costa Gómez








¿No les ha pasado que cuando buscan hacer menos ruido es cuando más ruido hacen? Yo tengo una suerte tremenda con eso. Por mi trabajo debo madrugar. Bañarme, hacerme mi desayuno, vestirme y arreglarme a partir de las dos de la mañana por tanto hago la bulla de la vida, pero sin querer queriendo. Me tropiezo con la tetera, me electrocuto con la terma, me resbalo con el jabón, se me cae la crema para peinar, en fin…. un ASCANDALA. Mi madre ya se acostumbró y duerme como piedra. Es en esos momentos cuando agradezco no tener partner que tire mis chivas por la ventana y me deje pidiendo limosna en la calle.
Como verán no es un problema, excepto cuando me quedo a dormir en casa ajena. Ahí sí que la bulla se vuelve un problema incómodo para mí y aunque trato de que controlarlo mucho más hubo una noche en la que todo se salió de control.

Cuenta la historia que me había quedado a dormir con Alicia. Mi querida amiga se había recién mudado a su primer departamento de soltera y ya que quedaba lejísimos de mi casa decidimos que cuando salieramos a tomar un vinito o algo siempre volvería a su casa a descansar y que ambos nos iríamos a trabajar a la mañana siguiente juntos. Plan perfecto.
Efectivamente vinos van, vinos vienen. Comedia romántica de Jennifer Aniston (como toda soltera en sus treintas que se respeta) y un par de boleros rocoleros. Listo. Buenas noches los pastores. Ella en su cuarto y yo en la sala. A darle al sueño reparador de besheza.
Vuelta para acá y vuelta para allá. De dormir nada. Me estaba desesperando horriblemente. Ya me había escuchado el playlist entero, me había visto las pelas del mundo. No tenía nada qué hacer y yo siempre tengo qué hacer, my dear. Decidí hacer un poco de ejercicio, mi famosa rutina de baile matutina y eso que eran como las tres de la mañana. Me puse los audífonos para que la música no fastidiara a Ali y a bailar se ha dicho.

[Baila para mí, solo para mí. Que al moverte se me escapa el aire. La noche es mágica y sensual. Un deseo incontrolable. El momento es ideal. Ya no pares de bailaaaaaaaaarrrr. Ámame. Baila, baila casanovaaaaaaaaaaa]

Cuando en eso doy una patada al foco (en el sentido puro) con la gracia de Mijaíl Barýshnikov y mi pie da con la base de una maceta que estaba colocada en un estante de la pared. Ese adorno que dejas las macetas como suspendidas en el aire. No había planta porque estaba recién mudada pero era un macetón. El golpe movió el parante y lo volteó haciendo que la cerámica caiga y se haga trizas en el piso.

[RACATAPLAAAAAAAAAAN. PLUUUUUUF. RAAAAAAAAAAAAAAM. TROCAAAAAAAAAAAN. PEEEEEEEEEEEERRRRRRR. PRUFFFFFFFFFFFFFF]

La pita que se partió. Solo faltaba que un helecho hubiese estado en la maceta y matarlo como buen asesino botánico que soy. Mi amiga salió disparada de la cama pensando que me había suicidado.

-¡¡¡¡KHA PASAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAA, ITALOOOOOOOOOO!!!! ¿QUÉ TE HA PASADOOOOOOOOOOOO?

Cuando me ha visto cagado de risa tirado en el piso recogiendo su maceta me miró condescendiente y me perdonó. Por supuesto que después de tremendo susto no pudo recuperar el sueño así que aprovechó en contarme como ese famoso artículo había sobrevivido a temblores y mudanzas, pero no me sobrevivió a mí. Nos hemos quedado limpiando y riendo hasta que amaneció y nos fuimos a la chamba.
A partir de esa trágica demostración de elasticidad pensé que no me volvería a quedar en su casa. Gracias a Dios estaba en un error. Solo que ahora mi comadre baja cada planta, cada cuadro, aleja cada artículo rompible y solo queda una mesa de mármol que empuja hacia una esquina cuando me quedo a descansar ahí con la esperanza de que no me desnuque en el siguiente saltito y hacer todo un tanto más telenovelero.

“Aunque no lo parezca, es por tu seguridad, mi amor” afirma la condenada.

Amigos necios que acusáis al bailarín sin razón sin ver que son la ocasión de lo mismo que juzgáis. Si con ansias sin igual solicitáis mi alegría, ¿por qué queréis que obre bien si la cabra siempre tira pal monte?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .