El autor materializa en la vida real lo que narra en el mundo de la ficción

Vera Kukharava









P.- Sangre mala es el tercer título de la trilogía protagonizada por la inspectora Cecilia Fresnedo. Quiero entender entonces que se acaba la trayectoria literaria de esta singular investigadora.
R.- Como protagonista, sí. Después ya se verá. La vida literaria de los personajes que uno crea está correlacionada con la vida real del autor. Y el autor, en este caso, quiere emprender por ahora otros derroteros.

P.- En los 5 títulos que has publicado antes de novela negra, te adentras en el periodismo y la moda (La exclusiva del asesino), la corrupción política (Troya en las urnas), la corrupción futbolística (El delantero centro se niega a jugar), la pederastia (Aurora en la oscuridad) y la violencia familiar (Una voz en la noche). Ahora; la literatura.
R.- Sí, porque en la literatura también proliferan las historias negras, o muy negras, como es el caso del protagonista de Sangre mala, Saúl Rejón, un escritor frustrado que está obsesionado con el éxito, y que urde un macabro plan para que su última novela, Sangre mala, se convierta en un éxito de ventas, que es así como Saúl Rejón concibe el éxito. Para ello, el autor materializa en la vida real lo que narra en el mundo de la ficción. Y en la ficción, un psicópata va matando a personas que considera prescindibles en la sociedad, personas de sangre mala. Como era de prever, conforme Saúl Rejón va perpetrando sus asesinatos, la novela va escalando posiciones en la lista de ‘best-seller’.

P.- ¿Y qué es el éxito para Salvador Robles Miras?
R.- Escribir mejor hoy que ayer. Es lo único que depende de ti. No tienes control sobre lo que los demás opinen de tu obra, ni tampoco puedes obrar el milagro de persuadirles para que compren masivamente tu novela; sí puedes mejorar cada día. Para ello, claro, hay que esforzarse.

P.- Dicen quienes han leído tus novelas negras que Sangre mala es la mejor de todas.
R.- Eso dicen. Y los lectores son soberanos. Que digan esto es un gran elogio para mí, ya que me confirma que recorro la senda del éxito, a saber, hoy escribo mejor que ayer y, espero, peor que mañana.

P.- La novela ha sido presentada en la Semana Negra de Gijón
R.- Sí, ha sido una Semana Negra un tanto especial, por la pandemia. No se ha hecho en carpas gigantes y con grandes cantidades de público y fiesta, sino en un ambiente más académico, con menos gente, pero muy interesada, con emisiones en línea. Ha sido una experiencia interesante que ha servido para llegar a público de todos los continentes. Y presentar una novela negra en la Semana Negra es ineludible. Además, los medios de comunicación trataron muy bien la presentación.

P.- ¿Qué otros derroteros emprenderá a partir de ahora Salvador Robles Miras?
R.- Los llevo emprendiendo desde hace meses. Además de seguir escribiendo cuentos y microcuentos (publicaré próximamente un libro de narrativa y reflexiones con Mariaje López), algo que hago a diario, tengo casi terminada una novela ambientada en el franquismo, en concreto en los últimos días de 1951. Un joven de padres comunistas, ya fallecidos (el padre muerto como prisionero esclavo en el Valle de los Caídos, la madre fusilada por pertenecer a un grupo terrorista), desde la sombra, trata de vengarse del franquismo. Viví la infancia y la adolescencia bajo el régimen franquista, o sea, que sufren primera persona la represión, la censura, la arbitrariedad y la injusticia. Me resulta increíble que todavía haya gente en España que reivindique una dictadura tan atroz.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .