LA MUERTE, NUDO GORDIANO

Pedro A. Curto





El libro de relatos “El espejo diabólico”, (Ediciones Camelot), es el cuarto libro de la escritora asturiana Ana Zarzuelo y si pudiera decirse que tienen algún tipo de unidad temática, sería el de la muerte. Pero no entendida como el hecho en sí, sino como una especie de sombra que genera el conflicto en los nueve relatos que componen el libro, pero también, curiosamente, es el modus vivendi de los diversos personajes en un nudo gordiano que les consume y no consiguen deshacer.

Más allá de eso, son “muertes” muy diferentes, aún con rasgos comunes que podemos señalar como la muerte-sombra o la muerte-condena, que acompaña, más que a los fallecidos, a los vivos, e incluso se extiende a la propia geografía y a los lugares, componiendo un paisaje inquietante: “Porque la casa también tenía memoria y esperaba su regreso.” Todo ello envuelto en un más allá, contenido de una magia sensitiva, una particular evocación a lo sobrenatural parecido al que recogiese en algunos de sus relatos y novelas la escritora andaluza Adelaida García Morales.

Al lado de esto también están presentes cuestiones como el conflicto familiar y una sexualidad desasosegante: “Pienso que la primera vez que vi el reflejo de mi padre en el espejo este envejeció. Su descubrimiento me aniquiló al ver el deseo en sus ojos y conocer que yo era fruto de su simiente.” Y en ocasiones, quizás contradictoriamente, aparece cierto romanticismo.

Junto al relato que da título al libro, destaca, por ser el de mayor extensión y otros aspectos, La Xana. Es un relato experimental donde se mezclan la mitología asturiana, lo sobrenatural, el despertar sexual y la búsqueda de la maternidad como un matriarcado utópico, frente a una paternidad llena de violencia y formas tiránicas, en principio, expresión de los peores rostros del patriarcado. Lo cual creo que señala una tendencia de la autora a bucear en lo femenino y en el mundo de la mujer, tanto en su estilo como en su temática, si bien a mi juicio no se la pueda definir como literatura feminista.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .