Y ASÍ SE CUENTA LA HISTORIA: “Una mala elección”

Ítalo Costa Gómez






Mimar es lo mío. Si se trata de engreír, llámame. Como mi personalidad es melcochosa soy de las personas que siempre te lleva un regalito, te hace secar una flor, te escribe una carta… soy de hacer ese tipo de cosas. Me hace sentir feliz engreír a los míos. Darle “camote” a mi gente es como mi alimento. Ya saben que yo amo al mundo entero para que el mundo entero me ame a mí. Tengo la filosofía de vida del Fito Paez, digamos.

[Dar es dar. Es solamente una manera de andar. Dar es dar. Lo que recibes es también libertad. No cuento el vuelto, siempre es demás, dar dar dar dar dar daaaar]

Casi siempre busco un detalle a la medida de la persona elegida. Veo caletamente qué le hace falta o si le gustan los vinos o qué colores le sientan bien y acorde a eso compro el detallito. ¿Qué les he dicho yo de los “casi”?

Una tarde la fregué soberanamente y quedó esta anécdota con lección bien aprendida.

Cuenta la historia que llegaba Eliana de viaje. Se había ido de vacaciones a Barcelona y habíamos pactado un almuerzo de bienvenida. Se dio en días muy cercanos a la Navidad. Estábamos en cierre de año en el trabajo. Todo mundo estaba full y además repletos de intercambios de regalos y con la cabeza en otra.

Cuando llegó el famoso almuerzo yo no había tenido tiempo de ir a comprarle nada a Eliana y no me iba a aparecer en el almuerzo sin nada. Me fui al ropero donde tengo un montón de cajitas con cositas que he comprado o regalitos que me han dado y que nunca he usado, que se han quedado sin estrenar, literalmente.

Empecé a buscar algo acorde a Eliana y recordé que ella es bien dulcera y siempre lleva chocolatitos y esas cosas a su oficina. Había una canastita de cristal entre mis curiosidades. Chiquita y bien bonita. Era perfecta para que ella pusiera algunos caramelos dentro.

¡Qué buena suerte la mía! Bien jugado. La envolví, le escribí una cartita y bien bueno yo me fui a mi almuerzo. Bien seguro de mí mismo.

Tras los besos y abrazos respectivos ella saca una bolsita de regalo. No recuerdo claramente con qué me engrió, sin embargo lo que sí tengo recontra clarito fue lo que sucedió después.

– Yo también te tengo una sorpresa, cariño. – Le saqué la caja y la carta.

Cuando ella abre el paquete se empezó a reír y yo no entendía mucho qué cosa estaba pasando. Era una risa burlona. Estaba entrando en carcajada. Como un muy buen chiste. Yo me reía con ella, desconcertado.

– Está preciosa la dulcera. A mí también me pareció muy linda la canasta cuando la vi. Fue por eso que te la regalé en tu cumpleaños del año pasado.

Casi me da un infarto fulminante en ese segundo. La risa nerviosa fue reemplazada por la vergüenza. Le expliqué lo agitados que habían sido mis días y ella solo se reía. Lo que me pareció terrible fue que ella sepa que había dejado su regalo en la caja desde mi santo y que nunca la saqué y lo que es peor la regalé y lo que aún empeora más todo es que se lo regalé a ella misma. Le regalé su regalo. Fue de-sas-tro-so.

A partir de ahí me quedó una lección importante que compartiré utilísimo yo. Nunca regalen lo que les han regalado, pequeños regalones. Quédenselo así no lo usen, primero porque seguramente se los han dado con amor y eso trae muy buena suerte y segundo – lo más importante – es que se evitan el tremendo roche de reenviarle el regalo a la persona y quedar hasta las patas.

[Te regalo mi orden mi desorden. Te regalo mi norte y mi horizonte… mi filosofía, mis historias, mi memoria eh eh]

Eliana, si lees esto te juro que sí me gustó tu regalo, por eso mismo te lo regalé. Si me lo das en mi santo de este año te juro que lo recibiría encantado y no te lo devolvería nunca más.

Si bien es cierto son cosas que solo me suelen pasar a mí es bueno que lo tengan en cuenta. Anotando, irreverentes queridos.

Una respuesta a “Y ASÍ SE CUENTA LA HISTORIA: “Una mala elección”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .