NUEVO BESTIARIO CHICANO: “Jan Brewer”

Juan Patricio Lombera






Nuevamente, las bestias que se internan de manera ilegal en los Estados Unidos pasan a ser la séptima plaga del desierto, aunque, en esta ocasión, el escenario apocalíptico sea Arizona y no Egipto. Como no podía ser de otra manera, ella mantiene una relación simbiótica con el temido Joe Arpaio y, de hecho, es de destacar que vivió sus primeros años en el tristemente famoso condado de Maricoca, al igual que el temible dragón. Si el primero es el azote de los que cruzan la frontera, ella es la que le da munición legal a Arpaio para justificar sus excesos. Pertenece esta política a la familia de los ofidios y, como todos estos reptiles, muda su piel varias veces al cabo de su vida.  Su atributo más importante radica en su lengua viperina, capaz de envenenar de cizaña el alma de miles con un solo discurso. Igualmente, le es muy fácil ocultarse de sus enemigos a través de su reptar por las arenas del desierto, de tal manera que, cuando la víctima quiere darse cuenta, la Brewer Ophidia ya le clavó sus colmillos. En 1994 Pete Wilson promovió una ley que dejaba a los ilegales en una situación similar a la de los judíos en la Alemania nazi de los años 30. La 187 les quitaba a los sin papeles el derecho a cualquier atención médica y a la educación pública de sus hijos. Jan Brewer ha decidido darle una vuelta de tuerca a esa normativa y criminalizar el sueño de buscar una vida mejor común a todos los espalda mojada, independientemente de que crucen a nado el río o en el interior del estómago del pollero. La ley SB1070 permite que cualquier ser del que se sospeche que no pertenece a la fauna local  sea detenido. Además, se considerará un delito contratar, albergar o transportar a un sin papeles. En ese sentido, también nos recuerda a la defenestrada 187 que obligaba a los doctores a denunciar a los pacientes que creyesen ilegales como si el hecho de salvar vidas no fuese suficiente trabajo como para encima hacer las labores de la migra. Con la ley SB1070 se da la paradoja de que las autoridades molesten a un ser legal de tez oscura y, en cambio, dejen en total libertad a un ilegal centroeuropeo por sus rasgos físicos. Cabe destacar que en ambos casos, las leyes fueron promulgadas en vísperas de unas elecciones. En el caso de Pete Wilson la 187 le sirvió para hacerse reelegir gobernador de California, mientras que la gobernadora interina de Arizona; Jan Brewer, consiguió la nominación de su partido para la Gubernatura de Arizona y la posterior victoria. En cuanto a su huevo, la ley SB1070, fue aceptado por la Suprema Corte de los Estados Unidos, aunque alguno de sus aspectos más lesivos fueron modificados para dar una imagen de moderación.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .