Y ASÍ SE CUENTA LA HISTORIA: “El meneíto y mi papá”

Ítalo Costa Gómez






Siempre que se acerca el Día del Padre trato de evocar con nostalgia y cariño los momentos bonitos que he compartido con mi papá cuando era pequeño. Casi todo lo demás se ha borrado. Mi mente se ha encargado de que la mayoría de recuerdos que tenga sobre mi ruta con mi viejo sean agradables. Con mucha más fuerza en estas épocas de Coronavirus en la que solo podemos albergar sentimientos bonitos.

Desde siempre un danzarín y les contaré hoy acerca del esfuerzo que tuvo que hacer mi viejo para poder seguirme el paso.

Cuenta la historia que había llegado al Perú la fiebre de “El Meneíto”. Una canción pegajosa y de letra boba que había impuesto Natusha en los primeros años de la década de los 90 haciendo que los grandes y chicos se mataran de risa haciendo los mismos pasos ondulantes para lo que necesitabas una pista de baile ancha pues todo era hacia los lados. Avanzabas hacia la izquierda. Media vuelta y regresabas a la derecha. Una y otra vez durante cuatro minutos.

[One, two, three, four… Hey guys! Eso es, muy sabrocito sí… ajá, hey tú… Saca a tu chico mira ponte a bailar, dale a este ritmo que te va a gustar y levanta la mano, mueve la cabeza… El meneíto, El meneíto, El meneíto, meneíto, meneíto, meneíto y ahí… ahí]

Yo era apenas un niño y me vacilaba a más no poder con la canción y los pasos de la dientona (característica que comparto con la cantante franco-venezolana). Ahí me tenías bailando su porquería en la mañana, en la tarde y en la noche. Era feliz. He sido un niño feliz. Lo sigo siendo.

Un domingo mi papá se apareció en el comedor con un vaso de whisky. Me gustaba bailar ahí porque había un espejo muy grande en el que me podía ver y tenía pocos muebles que me interrumpieran el paso.
Él es grande y no tiene mucha gracia para el baile. Sin embargo, debo admitir que mi gordo hacía cualquier cosa porque yo esté contento. Era el niño de sus ojos. En ese entonces era su único hijo y había sido buscado durante años. Recuerdo cuando me cantaba “eres el amor más bonito que tengoooo” y me lo demostraba.

Aún puedo verlo claramente sentado viéndome bailar. Es una imagen que he grabado en mi cabeza. Fue un momento muy tierno y se hizo aún más especial cuando se puso de pie e imitó cada uno de los pasos.

Si yo alzaba las manos, él lo hacía también. Muerto de risa se deslizaba por todo el comedor. Torpemente llevaba su cuerpo de un lado hacia el otro de esa larga habitación y tratando de formar parte de mi mundo. Siempre lo intentó. Esa foto mental la tengo en un recuadro muy especial. Era algo increíble verlo hacer los pasos. Se veía como Shrek tratando de bailar ballet. Fue la primera y única vez que bailé con él.

Es así como pienso en mi padre a la distancia. Fue el mejor papá que pudo ser. Hizo todo lo que estuvo en sus manos para hacerme feliz. No se dio por vencido.

Años después la canción se inmortalizó. Es como “La Macarena” de los Del Río. Se escucha siempre. Está por todos lados. En las discotecas, en los matrimonios, en las horas locas y en toda clase de reuniones. Es por eso que cada vez que suena esa canción inevitablemente la imagen de mi padre se hace presente y repito en voz bajita la oración que me enseñó antes de que me abriera mi propio camino y me alejara para siempre del nido.

[Un paso pa’ lante y otro para atrás. Dale con el ritmo, no te vayas a enredar]

Feliz día a todos los padres. Aunque estamos atravesando tiempos muy duros con el COVID-19 espero que sepan cómo disfrutar la fecha. Y a mi papá pues… espero que sepas que soy feliz y que es, en parte, gracias a todo lo que me enseñaste.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .