Podencos y galgos

Miguel Rubio Artiaga

 

 

 

 

Ella quitaba la razón
siempre a las margaritas
gustaba de romper espejos
pasar bajo escaleras abiertas
y sus gatos fueron siempre negros.
Disfrutaba cabalgando en un avestruz
tan manso como un tigre manso (Claro)
siempre atento a sus deseos
e igual de rápido que la luz
teniendo a favor el viento.
Se dedicaba a entrenar koalas,
perezosos y osos panda
para competir con guepardos
quien era capaz de adelantar
en plena carrera a podencos y galgos.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .