La sangre siempre la sangre en el vientre de su madre

Miguel Rubio Artiaga

Benefactor’s Bloody Hand (2019)-Alfred Freddy Krupa

 

 

 

 

¡La sangre, siempre la sangre!
¡ Un manantial rojo brotando
del vientre de su madre!

Durante años sufrió de insomnio
todavía ahora con veinte,
haciendo catorce años que su corazón
perdió un trozo para siempre.
En esos tiempos le daba miedo
quedarse dormido, era entonces
cuando aparecía
una jauría de pesadillas
al acecho en los sueños
con garras de sádicas arpías
y colmillos como alfileres.
¡La sangre, siempre la sangre!
¡ Un manantial rojo brotando
del vientre de su madre!
Despertaba empapado
con la impresión de que el sudor
era una costra sangrienta
adherida a su cuerpo
y volvía a tener seis años.

Los gritos de su madre
esa noche no eran iguales,
no eran los de siempre,
salió de debajo de la cama
su escondite de tantas veces
donde intentar aislarse
de los golpes y gritos ya familiares
y despacio salió del cuarto.
Su madre en el suelo
y de ella el manantial de sangre,
rojo oscuro sobre su vestido blanco.
Su padre quieto con los ojos perdidos
y un cuchillo en la mano.
¡Pero él solo veía la sangre!
Su madre en el suelo
y de ella el manantial rojo .

Tardó en comprenderlo
se sintió indefenso
un juguete roto,
se sintió en falso culpable
el dolor y soledad
del principio
poco a poco fue menguando
Ahora eran ya intermitentes
las quejas cuando dormido
sus sueños se llenaban de sangre.
Para el su padre era un loco asesino
que se pudría en la cárcel.
Jamás volvió a verlo,
ni lo perdonó ni lo dejó de perdonar
sabiendo que estaba fuera de su vida
y donde estaba era su sitio.

¡La sangre, siempre la sangre!
¡ Un manantial rojo brotando
del vientre de su madre!
¡Cómo no llevarlo grabado!

2 Respuestas a “La sangre siempre la sangre en el vientre de su madre

  1. ¿Quien piensa en el grito de esos niños? ¿Quién vela por ellos cuando la locura se apodera de ese hombre llamado su padre?¿Quién borra de su mente el sufrimiento que va dejando cicatrices? Muy buen escrito Miguel. Los niños de la guerra familiar, una guerra de un solo atacante.-

  2. ¡Excelente texto Miguel! Una triste realidad que cada día nos sacude. Tanta violencia desatada en el mundo y tantos niños abandonados a la buena de Dios. ¡¡Gracias poeta!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .