“UNA NOVELA CRIMINAL” por Jorge Volpi

Germán Cáceres

 

 

 

 

El título de esta novela –que obtuvo el Premio Alfaguara 2018– parecería señalar que pertenece al género policial. Sin embargo, como el mismo autor lo indica en su «Advertencia», se trata de “una novela documental o novela sin ficción”, cuya lectura resulta apasionante. Para ello utiliza una prosa por momentos telegráfica, como si se tratara de un informe.

En el capítulo 1 describe cómo se construyen fake news acerca de un secuestro:”…el sistema de justicia mexicano no solo estaba (y está) dominado por una arquitectura institucional abstrusa e ineficiente, sino por una corrupción abismal y una aberrante manipulación política, así como por el uso indiscriminado de la tortura, todo lo cual impedía (e impide) cualquier aproximación a la verdad.” Como expresa Paul Valéry en el epígrafe del comienzo: “La mezcla de lo verdadero y de los falso es enormemente más tóxica que lo falso puro”.

El libro está centrado en el caso de Florence Cassez (francesa residente en México) e Israel Vallarta (de nacionalidad mexicana) acusados de realizar un secuestro, y describe cómo la justicia manejó el juicio a su antojo, intimidando a los testigos y rompiendo las pruebas documentales a favor de los procesados. Ambos padecieron prisión desde el 8/12/2005 y recién Cassez logró ser liberada el 23/3/2012 gracias a la presión de excelentes abogados mexicanos y de Francia, que solicitó la excarcelación de su ciudadana por intermedio de sus ex presidentes Sarkozy y Hollande y de numerosas manifestaciones populares (también intervino el actor Alain Delon). En cambio, hasta 2018 en que Volpi finalizó tanto su novela como su ciclópea investigación, Israel Vallarta continuaba en prisión “…y aún no ha sido juzgado”. Afirma también el autor que: “Tal como dijo el ministro José Ramón Cossio, es como si a los mexicano en esta historia se les despreciase por ser eso: mexicanos.”

“Una novela criminal” afirma que en México no rige el principio básico de presunción de inocencia debiendo así el fiscal probar la responsabilidad del acusado, sino que se emplea el principio contrario: se presume que el procesado es culpable y debe demostrar que no lo es.

En muchas obras de ficción los escritores se proponen exponer que no es posible conocer la realidad de los hechos, que estos escapan a nuestra conciencia. En el México que describe Volpi, pese a que funcionan tres poderes aparentemente independientes (ejecutivo, legislativo y judicial), la existencia de testigos arreglados, de corrupción, de secuestros irreales, de tortura policial y de los datos falsos que brindan los medios y las autoridades, se llega a la conclusión de que el razonamiento de esas ficciones es acertado, es decir no se puede saber ni lo que sucedió ni lo que está ocurriendo.

Jorge Volpi (México, 1968) ha escrito varias novelas y ensayos y fue traducido a más de treinta lenguas. Por “En busca de Klingsor” recibió los Premios Biblioteca Breve y Deux Océans-Ginzane Cavour; por “Mentiras contagiosas” obtuvo el Premio Mazatlán de Literatura al mejor libro de 2008; por “El insomnio de Bolívar” en 2009 le fue concedido el II Premio de Ensayo-Debate Casamérica. El conjunto de su obra mereció el Premio Iberoamericano José Donoso, de Chile. Fue nombrado Caballero de la Orden de Artes y Letras de Francia y en 2011 recibió la Orden de Isabel la Católica en grado de Cruz Oficial.

UNA NOVELA CRIMINAL” por Jorge Volpi. (Alfaguara, Buenos Aires, 2018,504 páginas)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .