Los Hijos Olvidados: “ Navajas en el Paladar” De Jorge Eslava (1995)

Carlos E. Luján Andrade

 

 

En los últimos veinte y cinco años la ciudad de Lima ha mutado. El nuevo milenio se llevó mucha de la miseria de un país que estaba a punto de colapsar. Sin embargo, dentro de toda esa renovada pobreza y tristeza que traen estos nuevos años “de bonanza”, la ciudad aún nos muestra el legado del sufrimiento de aquellos que dejados a su suerte, vagaron a través del caos urbano durante esas duras épocas. A pesar de coexistir con los múltiples rostros de un país al límite de la desesperación producto de la inflación y el terrorismo, era común ignorarlos. Pocos se atrevían a detenerse y contemplar el escenario cotidiano en el que estábamos sumergidos. Hablar por aquellos ignorados era aún un reto más grande. El escritor Jorge Eslava quiso adentrarse en esa miseria, retratar con la mayor fidelidad que se pudiera, el lado más vulnerable. Es así que con un trabajo casi sociológico conversó y convivió con niños y adolescentes abandonados del centro de Lima para conocer sus vivencias, costumbres y sufrimientos. Ahí halló a seres humanos en las que la inocencia convivía con la violencia. En su mundo del “vivir ahora porque no hay mañana”, halló un lenguaje propio, códigos particulares que para ellos tenían sentido y que ordenaban sus violentos mundos. Es en el intento de retratar esa incomprensión y quizás saber el porqué de sus miserias donde el libro Navajas en el Paladar encuentra su máximo valor.

Jorge Eslava muestra con historias independientes pero finalmente conexas, las experiencias de Chupijel, Lapicero, Lobo, Sindicato, Naranjita, Klea, Rocky, Licencia, Comando y muchos más. Personajes ficticios extraviados en sus alias, donde hallan su identidad no con el nombre que unos padres que los abandonaron a su suerte les dieron, sino en la identificación que sus propios pares le dan.

El escritor también es poeta, es así que encontramos historias donde se evocan pensamientos propios en una introspección inocente y desesperanzadora como en Reina de Corazones o Segundos Afuera. Así también están los diálogos repletos de jergas noventeras que el escritor las aclara al final del libro con un glosario de términos.

Sus personajes solo deambulan entre la viveza y el sálvense quien pueda. En estas páginas veremos sus maneras de perder el tiempo, en qué gastan lo que roban, cómo planifican sus atracos y resuelven sus disputas, y la complicidad de la Policía como también el odio que les tienen. En sus paseos por las calles sucias de una Lima que ahora esconde a los que sufren, somos testigos del abandono que trae consigo la pobreza. Ellos son el reflejo de lo que fuimos en ese entonces. “Yo me salvo y tú verás cómo lo haces”, es el código y con su propia ética es que encuentran justo su actuar.

En esos niños y adolescentes retratados por Eslava, no hay futuro. Nadie les garantiza nada, ni siquiera un día de existencia. Navajas en el Paladar es un gran libro porque nos ofrece un testimonio poético y también doloroso de individuos de los que ya no sabemos nada y que a veces tampoco queremos preguntar. Ahora que la nueva Lima crece e ilumina lo que antes estaba oculto, no preguntamos por aquellos ausentes, siendo conscientes que siempre los veíamos de soslayo con culpa y miedo. Finalmente, el libro comienza con un verso premonitorio llamado Plaza San Martín que culmina de la siguiente manera:

“(…)

Por el Parque de la Reserva y los huecos de La Parada,
las calles malolientes de Azángaro y los bares,
la Cachina –donde se vende hasta el alma-
y el arbolito del Paseo de los Héroes Navales
computé esta historia que no es otra
que las páginas que algún día
leerán con vergüenza e indignación nuestros hijos.”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .