La Inocente Radicalidad: “ La Buena Terrorista” De Doris Lessing

Carlos E. Luján Andrade

 

 

Detrás de ciertas actitudes y pensamientos podemos hallar situaciones que nos hacen reflexionar sobre la trascendencia de estos. El radicalismo de los personajes de esta novela nos enfrenta justamente a ponderar si tal manera de ver el mundo es correspondiente con sus actos finales. Alice Mellings, es una mujer de 36 años que decide alejarse de su hogar acomodado para irse a ocupar una casa deshabitada en Londres con la intención de vivir ahí con sus camaradas comunistas su propia revolución. A la vez, tiene una relación casi maternal con su amigo Jasper, un joven homosexual apasionado por ser un radical extremo. Ella, en un deseo por crear un ambiente acogedor para sus amigos revolucionarios, se enfrasca en una tarea de acondicionamiento de esta casa para que todos puedan vivir cómodamente. De esta manera, hallamos en Alice Melling a un personaje dedicado a las labores domésticas de un grupo de radicales de izquierda. Su preocupación extrema por hacer de ese grupo de rebeldes una familia la lleva a crearse un mundo adolescente y aventurero. La simplificación de su ideología se basa en la rabia contenida -en su infancia y adolescencia- hacia sus padres. Para ella, esta justificación es suficiente para sustentar su rebeldía y entregarse sin demasiada reflexión a la causa comunista.

Así, desean hacer una revolución sin saber cómo ni con quién, representativo de aquello son las aspiraciones de sus amigos como Jasper y Bert, en ser parte del IRA. Personajes que canalizan su ansiedad rebelde en manifestaciones, piquetes y congresos. Alice, se encarga de mantener esa situación a costa del hurto a su familia y la manipulación de personas para poder construir ese “hogar deseado y necesario” que les permitirá hacer una buena revolución.

La historia es densa, larga y descriptiva. Con los hechos descritos por Lessing, podemos comprender el comportamiento desideologizado de una mujer de pensamiento adolescente que se encuentra enfrascada en una aventura apasionada. Nunca se llega a aprehender en este libro una razón clara del porqué de las actitudes de los personajes. Muchos son representados como seres fracasados, desconcertados e ilusos. No hay una lección política en este libro. La Buena Terrorista es quizá un libro que muestra lo que en realidad pueda estar moviendo los espíritus más radicales de la sociedad.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.