Sin hipocresías

José Pastor González

Night (1918)-Max Beckmann

 

 

Habláis de compartir las tareas del hogar, pero vuestra mierda doméstica os la limpian mujeres mayores, de la edad de vuestras madres, o jóvenes latinas que nunca serán vuestras hermanas, vuestras amigas o vuestras amantes, y además creéis que os deberían estar agradecidas por ofrecerlas un trabajo honrado, una amistad sincera y un sueldo de mierda. Vais a las manifestaciones por una sanidad libre y gratuita, con vuestro lacito blanco prendido al pecho, como una medalla, y os hacéis fotografías para colgarlas en vuestras redes sociales, pero vuestro dentista es de pago y os operáis en clínicas privadas sin lista de esperas y sin habitaciones compartidas. Coméis limpio-ecológico-etiquetado-sellado-homologado, rico y caro, y se os llena la boca hablando del hambre en el mundo mientras hacéis dietas y curas de ajo. Habláis del problema del paro sin haber estado nunca en una puta cola del INEM y os creéis que “Los lunes al sol” es una película que refleja a la perfección el mundo de los parados, un cine social y comprometido y además una buena película (y una mierda), y que Javier Bardem es uno de los buenos y además guapo (más mierda y más mentiras). Sois pacifistas porque sois cobardes. Votáis porque es un derecho y una obligación y algo útil para la sociedad. Sois ordenados porque amáis al orden y os da miedo la revolución, el kaos y los virus, pertenecéis y colaboráis con asociaciones, colectivos, ONGs, fundaciones… que luchan por un mundo feliz, multicolor y naif, por un mundo civilizado, sin sufrimiento, sin dolor, sin disidentes, sin locos, sin exaltados, sin discusiones, un mundo donde nunca perderéis vuestros derechos y privilegios. Tenéis bicicletas de montaña y coches y garaje y terraza y amor y aire acondicionado e hijos y profesora de yoga y masters y curiculums y libertad de horarios y de conciencia y de elección, y dinero y tarjetas y hacéis turismo rural, sostenible y comprometido, pero no os tomáis ni un solo vino en el bar del pueblo, no fumáis y bebéis con moderación, todo con moderación; en política, en el amor, en el sexo, con la gente, con la comida, con la vida, vuestra música es hilo musical, vuestra poesía vacía, vuestro cine insulso, vuestra solidaridad un insulto, vuestra justicia está regida por leyes y normas, nunca por sentimientos.

Pero quiero ser como vosotros, justo, limpio y noble, sin instinto animal, sin instinto criminal, sin instinto de destrucción, sin hipocresías, quiero ser como vosotros y ser capaz de asimilar, con una sonrisa en los ojos y en la boca, vuestra felicidad, vuestra belleza y vuestra riqueza, la espiritual pero sobre todo la material. Quiero ser como vosotros, sin hipocresías y mentiras, y no guardaros ningún tipo de rencor, envidia o odio. Amaros mientras nos damos un baño de barro y nos masturbarnos mirando la luna.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.