Y ASÍ SE CUENTA LA HISTORIA: “La noche que me tumbé el techo”

Ítalo Costa Gómez

.

.

Yo he sido un discotequero de aquellos. Esos que empezaban a tonear el jueves a a las 8 de la noche y terminaban el domingo a las seis de la mañana y dormía por intervalos. Vivía esas típicas mañanas donde no encuentras tu llave, te quieres morir, tienes un moretón horrible en el codo, te encontrabas papelitos con números de teléfono que botabas porque no sabías a quién carajo pertenecían y no tenías un jodido sol encima, pero siempre te las ingeniabas para que tus papás se apiadaran de tu bohemia alma y te dieran dinero para la noche siguiente o caso contrario apelabas al amigo más billetón para que te auspicie y ya. El fin de semana estaba cubierto.

Las vergüenzas eran pan de cada día y si bien en el momento era una tragedia turca después del primer cubita libre (que era lo más barato que te podías pedir en el bar del Regatas) se había disuelto como azúcar en agua y vamos negro pa’ la conga.

En ese pub al que solía de ir con mis amigos había una barra en la que los meseros (regios ellos) se paraban a hacer coreografías de las canciones de moda y todos los demás bailábamos abajo y éramos jóvenes, bellos y felices hasta que empezaron a jalar a los chicos de abajo para que se trepen y sigan la coreografía. Caray… Amparo Brambilla era una bebita de pecho a mi lado. Me sabía todos los pasos y me subía y me subía y mis amigos me festejaban la valentía y así pasaron varias noches.

Cuando ya agarré cancha (y concha) ya era normal que me subiera a la barra a bailar, era la vedette de la noche con pluma y lentejuela. “Mueve la colita” fue la canción que acabó con esa etapa que está inscrita en alguna parte de las vivencias de Belcebú. Recuerdo que empezó a sonar la canción: “Ajáaaa… Arriba caballero, todo el mundo a la pista que llegó a que llegaron los locos pa’ poner esto sabroso!! No quiero a nadie sentado, arriba todo el mundo de pieeeeee…”. Algo me dijo “no te subas, Italo” que de seguro era la voz mi ángel de la guarda pero ya me había tomado las copitas necesarias para mandarlo callar. Me subí.

A la mitad de la coreografía empecé a sentir que todo me daba vueltas y que me ladeaba mal de aquí para allá. Me dije: “el show debe continuar, termina como sea la coreografía”. Fue mala idea. Cuando giro el cuerpo se va para adelante jodido y estaba a punto de caer al piso desde una altura considerable. El techo del pub estaba decorado con bloques en forma de cuadrados y para no sacarme la madre me agarré de uno de esos bloques.

¿Qué pasó? Me fui al piso con todo y cuadrado. Rompí el techo del bar y me saqué la entreputa. Hubo un silencio sepulcral. Pensaban que me había matado. Se acercaron un montón de personas con cara de pánico y dos huevonas ya me lloraban (borrachas del mal). Cuando vieron que me levanté y sonreí el lugar entero estalló en carcajadas y yo fácilmente podía caer muerto – de nuevo – del roche que sentía. Me iba a ir corriendo para nunca más volver cuando una chica me agarró del hombro y me dijo bien seria: “Ahorita mismo te subes a esa barra y terminas de bailar, ¿me escuchaste? Porque si no lo haces te vas a sentir avergonzado el resto de tu vida. TREPATE carajo”. Sin pensar en lo que me estaba diciendo me subí otra vez y todo el mundo empezó a aplaudir eufórico y terminé de bailar la canción como pude. Cuánto le agradezco a esa flaca lo que me dijo en ese momento y que gran lección me dio.

Esa fue la historia de cuando me caí de una barra en el Regatas en una noche repleta de gente con todo y techo.

Soy un peligro para la sociedad, pero uno bonito.

Anuncios

Una respuesta a “Y ASÍ SE CUENTA LA HISTORIA: “La noche que me tumbé el techo”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.