El lado oscuro de nuestra existencia: “Frente al abismo” de Lucas Berruezo

Coni Valente

 

 

El libro consta de 15 cuentos cortos. Se trata de relatos acerca de situaciones absolutamente cotidianas con la que cualquiera de nosotros podría sentirse identificado. Pero bien… ¿que tendría de interesante leer acerca de cosas que nos pasan a todos? Les diré…

Si bien todos somos conscientes de que algo malo puede ocurrirnos, no somos de andar por ahí pensando que a cada paso que damos algo va a salir tan mal como para terminar de la peor manera. Aquí, en “Frente al abismo”, Lucas nos enfrenta con esa posibilidad de una forma muy contundente y escrita de una forma tan real que el miedo provocado se vuelve incontrolable. Como los personajes de estos relatos sienten ese pánico en el minuto a minuto, los lectores lo sentimos en cada nueva oración porque si bien podemos vernos completamente inmersos en la cotidianeidad que los escritos plantean, el extremo inesperado que se nos presenta provoca escalofríos al punto de sentirnos sin escapatoria.

Esta especie de ahogo que van generando los relatos está construida a base de muchos recursos de los cuales se sirve Berruezo. Utiliza un lenguaje coloquial que nos acerca a las historias que plantea, la trama va in crescendo desde lo habitual hasta lo extraordinario, el clima en el que ambienta los cuentos es clave para la sensación que genera y eso no tiene que ver con lo literal sino con el ambiente imaginario que logra Lucas hacernos sentir al leer.

Por fuera de este análisis macro de forma y contenido de este libro, es de suma importancia comprender que lo atrapante en los relatos viene dado por la perfecta mezcla de realidad e imaginación que plasman las historias. En todos los casos los disparadores son situaciones cotidianas que se desmadran de tal forma que desenlazan macabramente. Pero lo más impactante de ese camino hacia el abismo que Lucas presenta en cada relato es ver como inevitablemente los personajes van pasando de la luz a la oscuridad en la que todo se transforma.

Los escenarios es lo que se desarrollan las historias no tienen las características que esperamos para una posibilidad fatal, de hecho, ahí radica creo yo la expectativa agobiante de cada historia que nos coloca en una instancia entre la vida y la muerte, entre la luz y la sombra. Cada relato nos enfrenta con nuestros propios demonios.

Como una especie de moraleja final, “Frente al abismo”, nos hace cuestionarnos la fatalidad en la que puede todo convertirse de un momento a otro. Y en esa reflexión encierra lo inevitable de la muerte, la mayor fatalidad sin lugar a dudas.

Lo más atrapante del libro es lo sombrío, lo aterrador irrumpiendo en el medio de la supuesta normalidad y el cómo lo aparentemente feliz puede convertirse en triste o aterrador en un lapso corto de tiempo. La imposibilidad de frenar esa conversión es lo que sostiene la tensión.

15 posibilidades de entregarse o resistirse a las sombras, a los miedos, a la tragedia que parece inevitable, al horror de sentirse perdido, al abismo personal que se avecina indefectiblemente. Eso es este libro, eso es esta compilación.

Las historias son perturbadoras pero no terroríficas. Sería muy complejo explicar la diferencia, pero me refiero a que lo denso de los hábitats no hace que uno se detenga en la lectura, sino más bien todo lo contrario.

El lado oscuro y el lado claro de cada persona batalla en cada cuento y ese encuentro de fuerzas crea la sombra en la que todo comienza a convertirse y entonces la trama se transforma en un túnel oscuro en el que se siente que ya no hay escapatoria. Llegado a ese punto uno se encuentra inmerso en un mar de preguntas sin respuestas en las que prevalece la idea de cómo sobrevivir o salir ileso de la tormenta.

Frente al abismo” es una compilación de cuentos en los que la columna vertebral es el accionar humano más primitivo, es esa sensación que nos hace sentir una mierda al mirarnos al espejo pero en el fondo es entender que vivir es luchar entre esos dos mundos y finalmente concluir en comprender que nuestro costado oscuro no nos define completamente pero que es innegable reconocer que lo poseemos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.