Humanidades

Helena Garrote Carmena

Cabeza de hombre, autorretrato (1963)-Lucian Freud

 

Ya está terminado. Me he dejado la piel, pero está hecho. Los márgenes y las negritas son perfectos, puntos y comas donde tienen que estar. Estoy a un paso de la inmortalidad. Listo.

Click!

(Publicando……………………..)

El comienzo es desconcertante, va a enganchar seguro, como mosca en telaraña. Mis personajes y descripciones psicodélicas son lo más, bien valen los tragos que me costaron. Mi humildad me frena, pero a fin de cuentas soy humano y no puedo evitar preguntarme cómo ha podido el mundo avanzar sin mi. Y ese final apocalíptico… ese final va a provocar conmoción, perplejidad. Solo algunos privilegiados lo entenderán, y eso les hará grandes, yo les haré grandes. Lo puedo ver. Me lloverán detractores que no harán más que engordar y reafirmar mi éxito. Mis asiduos insultadores vendrán arrastrándose a besarme las posaderas. “Gabriela de noche” me escribirá con cualquier excusa, querrá conocerme personalmente, entonces la acosadora será ella. Escritores y guionistas mediocres beberán de mis fuentes. Los centros comerciales exhibirán mi obra en torres babilónicas, y los simples mortales danzarán a su alrededor invocando un milagro. Mis breves pero agudas reflexiones, decorarán tazas y camisetas, como perlas. Al otro lado del mapa, mis manuscritos – traducidos a extrañas lenguas- serán devorados por millones de nuevos seguidores, sentados en los autobuses de camino a sus tristes trabajos. Seré bálsamo y rezo. Aquellos que no entiendan mi afinada prosa caerán en desasosiego, y padecerán un síndrome que llevará mi apellido, y yo me haré más grande. Seré ejemplo ilustrativo en conferencias sobre cualquier asunto, donde se ensalzará mi lúcido pensamiento. Invitado a todo tipo de actos, impondré respeto y seré portada de revistas con mi imagen a contraluz, mirando ensimismado a través de la ventana del mejor hotel de la ciudad. Se me plagiará en canciones y habrá calles y postres que lleven mi nombre. La noticia de mi muerte interrumpirá la programación y se me honrará con un funeral de Estado. Los saqueadores de tumbas profanarán mis restos para vender en pequeñas ampollas trocitos de mi cerebro incorruptible.

Pasaré a la historia y todos aquellos que se sientan en el Olimpo de las letras saldrán a recibirme y me llamaran “compañero”.

…………..

Un mensaje en mi pantalla:

‘“A Miu-Miu le gusta tu publicación”

La fama me llama en forma de carita sonriente. Me falta el aire, se me nubla la vista, noto como toda mi sangre se concentra en mi entrepierna. Mi gloria es inminente.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.