Sinfonía del Nuevo mundo

Miguel Rubio Artiaga

Elsa Núñez (1943)

 

 

De los valles
llegaban las trombas
de ruidos elevándose
por el aire
en una explosión
hacia arriba
de burbujas de colores.
Y estallan
dejando ver
un millón de soles
al son de flautas
cuernos de caza
cuernos de guerra
y truenos comprimidos
en tambores.
Y vuelven
te abrazan,
se derrumban
y vuelven a nacer
como una primavera
llena de verdes
con cálidos soles.
Y vuelven
y te llaman
y te arrastran
y vuelas
más allá de la nieve
donde las nubes
doradas los atardeceres
parecen de bronce.

Ojos cerrados,
sonidos de un río
que se va formando
al brotar agua
de manantiales
con la forma
de pequeños
y susurrantes volcanes.

Ya soy río sereno
arroyo ancho
lago que se mueve
entre los pendientes
de un gitana joven
Taconeo del agua
al chocar con las rocas
colocadas y firmes
en mitad de la corriente.

Ahora soy el rey David
y bailo sobre tejados
de oraciones
que contienen el embrujo
del nacimiento
entre un paso y otro
de un nuevo mundo.
El único cierto para mí
mi propio mundo.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.