No soy

Miguel Rubio Artiaga

 

 

 

No soy el primer hombre
que fumó tabaco.
Ni el que domó el fuego.
Ni el que ahogó en sal
al cementerio de agua
que es el Mar Muerto.
Nunca he escalado el Everest,
ni navegué en la Santa María.
No sé leer el cielo.
Yo no pinté el Guernica
ni el Jardín de Las Delicias.
Nunca escuché las profecías
del Oráculo de Delfos.
No he estado en Babilonia
ni se dónde acabaré
porque no sé de donde vengo.
No vi volar los dragones
ni asesiné a Julio César.
No esculpí moais
en la isla de Pascua.
Jamás viví con mormones.
No se me escapó
la Rosa de lo Vientos.
No ví subir a Mahoma, a los cielos.
Ni maté a Jesucristo.
No trabajé en las Pirámides
ni cacé cocodrilos en el Nilo.
No me sedujo Messalina
ni fui amante de Aquiles,
Safo, Sócrates o Afrodita.
Nunca me emborraché con Baco
no rapté ninguna sabina.
Nunca me besó Lorca
como es seguro que besó,
a Ignacio Sánchez Mejías.
Ni he estado en Tombuctú,
Avalon, Camelot o El Dorado.
No diseñé la Muralla China.
Yo no escribí El Quijote,
ni Hamlet, ni Cien Años de Soledad,
ni siquiera tengo que ver con la Biblia.
No he cazado con Diana
en un bosque de amapolas gigantes,
mientras ansiosa, sin soportar los celos,
nos llamaba cantando María Callas.
Nunca me senté con Mozart
ni mezclé las pinturas a Velázquez o Goya.
No fui uno con Unamuno,
no fui dos con Lancelot.
A medida que los años pasan,
más cuenta me doy,
que apenas he sido nada.
Yo.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.