Será por el calor

Miguel Rubio Artiaga

El gran incendio de Roma-Hubert Robert (1733-1808)

 

 

 

Será por el calor.
Estoy todo sudado.
Intuyo que las musas
estarán en alguna playa
jugando desnudas
entre las olas ya mansas.
Aquí yo y mi papel blanco
noche incendiaria y mi pluma.
Hasta hoy al brillar
parecen focos las estrellas.
¡Qué digo estrellas,
no hay ni una!
Cuatro nubes ancladas
que parecen muertas
y por no haber
no hay ni Luna.
No me extraña nada
si yo pudiera
tampoco estaría.
Tengo la sensación
que el calor me estrangula,
el sudor se hace sólido
semejante al candente abrigo
de una armadura.
Metal recalentado.
Pienso por unos momentos
cuando los cruzados
masacraban por el desierto
con ellas puestas de duna en duna.
Los Templarios aún más
al ir dos hombres por caballo
sentados en la grupa.
Extraños estos monjes soldados
malhaya los lagos de sangre
que vertieron en su mala ventura.
Será por el calor.
Estoy todo sudado.
No quiero mirar la temperatura.
Me pongo de mal genio.
¡Musas desagradecidas,
hipócritas, sádicas!
¡ Miserables musas!
Aquí yo y mi papel en blanco,
solos y solitarios,
noche incendaria y mi pluma.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.