Asuntos de familias

Miguel Rodríguez

 

 

Mis vecinos no me creen cuando les hablo de los muertos; me escuchan, pero me tratan con condescendencia, trivializan mi trato como si estuviera convaleciente de alguna enfermedad y aún delirara. Yo les cuento que vienen de vez en cuando, solemos quedar los sábados, algunos me llaman para una visita inesperada, o envían un mensajito al móvil para informar de su tardanza; unos se presentan con su nueva novia, otros hablan del trabajo que han perdido, y otros planean un viaje cuyos preparativos ultiman. Nos reunimos en mi casa y tomamos café, comentamos desengaños amorosos, cocinamos platos exóticos, y a veces bailamos hasta la madrugada. Cuando yo era niño, a veces me leían cuentos antes de acostarme si mi mamá estaba enferma y mi padre tenía turno de noche. Nada extraordinario, cosas normales de gente normal.

No recuerdo bien cuándo o dónde conocí a estos muertos, para mí siempre han estado ahí: crecí con ellos, he sabido de sus vidas desde niño, en casa les recibíamos y tratábamos como si fueran parientes. Siempre han sido parte de la familia.

Mis vecinos, sin embargo, piensan que todo esto son imaginaciones mías, que nada de esto es real. Les cuesta creer que los muertos vayan a la compra conmigo, que me hagan partícipe de sus confidencias espeluznantes o absurdas. Ya me lo advirtió mi madre de niño: que mis vecinos eran unos resentidos, que se morían de celos y de envidia, no pueden aceptar que yo sea uno más, uno de ellos, que hagan vida conmigo y no con ellos, sus padres.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.