Hay recién nacidos

Miguel Rubio Artiaga

 

 

Hay recién nacidos
que nacen
con callos en las manos
y arrugas en el alma.
Dos brazos encadenados
por la espalda
serán el destino y emblema
de su escudo heráldico.
Sus primeras lágrimas
heredadas de sus padres
el primero de un rosario
de continuados llantos.

Una madre con los pechos secos
y un padre desaparecido
o violador seguramente ya muerto.
Siento lo que sentía el maestro poeta.
“Me duele ese niño hambriento”
Ver que nadie lo ve,
los idiotas creen que no pasa nada
que eso pasa si pasara muy lejos.
No saben lo que dicen
ese niño es su imagen en el espejo.
Nosotros no somos más
de lo que sean ellos.

Recién nacidos
que están pero no son.
Su destino una escalera de espinas
al que sobran
la mayoría de peldaños
por lo corta que es su vida.
Un infierno para ángeles
es lo que encuentran
esos recién nacidos
hasta que llega su piadosa muerte,
un día y otro día
y otro día
el último día.

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.