Lo que pasó con el perro, la rana, el ruiseñor, etc.

Leo Masliah

 

Había varios animales: un perro, una rana, un ruiseñor, una vaca, una leona, un surubí, un rinoceronte y una anémona de mar.

El ruiseñor cantó. Hasta ahí estaba todo bien.

La vaca mugió. Eso es normal.

El surubí nadó. Perfecto.

La leona caminó. No hay nada extraño en eso.

La rana saltó, y lo hizo muy bien.

El rinoceronte berritó. Es comprensible, ya que estaba enojado.

El perro algo andaba olfateando. Eso es habitual.

La anémona de mar no hacía nada. Se está deliberando, al respecto, en altas esferas.

El ruiseñor voló. Debe ser por la estación del año. Ciertos animales, cuando llega una cierta estación, toman ciertas actitudes.

La vaca pastó. Estaba en su derecho, ¿no?

La leona se comió a la rana. Eso no fue nada simpático. Creo que en el futuro deberíamos oponernos a que pasen cosas así.

El surubí se detuvo en seco. No sé cómo hizo.

El rinoceronte apestaba, pero bueno.

El perro ladró. No será muy original, pero es estrictamente la verdad.

Allá él quien cierre los ojos a este hecho. Nosotros no debemos preocuparnos por eso; nuestra misión consiste exclusivamente en mantener informada a la población.

La anémona de mar obraba en armonía con su constitución biológica.

Por el momento no podemos dar más detalles.

La leona se sintió mal. Quizá la rana estaba en mal estado.

El ruiseñor se posó en una ramita. Es lógico, estaba cansado.

El surubí apuró el paso. Venía un tiburón.

La vaca… bah, qué importa lo que hacía la vaca.

El rinoceronte sí.

El perro hacía lo suyo.

La anémona de mar… ¡la anémona de mar vivía!

La leona falleció, qué se le va a hacer.

El surubí logró eludir al tiburón, pero se dio de cabeza contra una roca.

La vaca sonrió. Es curioso. Más que eso: es hasta poco creíble.

El ruiseñor y el perro parecían Pedro y el lobo.

El rinoceronte andaba de novio. Qué te parece.

La anémona de mar no daba más abasto.

La leona se pudrió.

El surubí quedó súbitamente en compañía de roquefort. Es rico.

La vaca bostezó, si se le puede llamar así.

El ruiseñor y el perro aunaban esfuerzos. Eso es bueno.

La anémona sucumbió.

El rinoceronte se casó por civil.

El surubí tuvo un espasmo, quizá a causa de la acidez del roquefort.

La vaca aguzó el oído.

El ruiseñor y el perro entraron en una violenta discusión. No es malo discutir, lo malo es que la discusión fuera violenta.

La anémona fue dividida en sus elementos constitutivos.

El rinoceronte se casó por iglesia. Era necesario, aunque hoy en día ya la gente es más liberal.

El surubí fue parcialmente ensartado por un tenedor.

El ruiseñor y el perro se pusieron de acuerdo en algunos puntos.

Bueno, eso ya es algo positivo.

El rinoceronte se divorció. Algunos matrimonios no funcionan.

Pobre surubí.

El ruiseñor y el perro elevaron un proyecto conjunto, pero éste fue rechazado.

El rinoceronte emigró, y la rinocerontesa introdujo modificaciones en la ordenación del mobiliario de la casa.

El ruiseñor renunció. El perro se fue a la sierra a organizar desde allí un levantamiento armado.

La rinocerontesa cambió las cortinas.

El perro fue picado por un mosquito.

El ruiseñor entró en la ópera de Trieste.

La rinocerontesa lo fue a ver.

El perro, acosado por toda clase de criaturas selváticas, luchaba por su vida.

El ruiseñor salió de la ópera de Trieste, y entró en la de Milán. Luego salió de allí y entró en una jaula de veinte centímetros por cuarenta.

La rinocerontesa dormía una siesta, y el perro entró por la ventana pidiendo ser auxiliado.

El ruiseñor salió de la jaula, ya que la distancia entre los barrotes era más grande que el ancho de su cuerpo.

La rinocerontesa resultó una criatura sumamente solidaria, y protegió al perro y le brindó su amor, tanto de amiga como de ninfómana insaciable.

El ruiseñor festejó el acontecimiento, y los tres, que eran los únicos que quedaban, se abocaron a la elaboración de un ambicioso plan demográfico que incluía monos, tucanes, pollos, termitas, brótolas, etcétera.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s