Entrevista a Fernando Morote por “Melodías en la orquídea”

Ruiz de Aloza Editores

 

1.-¿Por qué escribe? ¿Qué lo motiva?

Escribir es la única actividad que me permite desenvolverme sin tener que respetar las formas que impone la convivencia con otros. Es un modo de evadirme, pero también de volar. Las motivaciones que me llevan a escribir han cambiado a lo largo de los años, a veces ha sido la necesidad de escapar, el deseo de expresarme o la intención de compartir algo de mí con los demás.

2.-¿Qué autores lo han influenciado?

El mayor de todos es sin duda Julio Ramón Ribeyro, escritor peruano de cuentos, quien ha jugado un rol definitivo en el descubrimiento y posterior afirmación de mi vocación. Él ha sido desde el comienzo, y sigue siendo, un maestro en muchos sentidos. Su estilo, su humor, su humanidad son una inspiración permanente.

3.- ¿Cómo nace “Melodías en la orquídea”? ¿Cómo fue el proceso?

Siempre intento ofrecer un libro distinto al anterior. En el transcurso de su escritura, con todas las subidas y bajadas, las marchas y contramarchas, los desvíos y las contradicciones, que experimenta el proceso creativo, por lo general el resultado final es distinto a la idea original. Inicialmente 2 de los relatos incluidos en “Melodías en la orquídea” (“El salón de los rechazados” y “La toalla manchada de sangre”) estaban destinados a formar parte de mi libro previo, “La cocina del infierno”, pero luego, por cuestiones de temática, decidí independizarlos e incorporé dos cuentos más (“La compañía de Jesús” y “El país de los feos”), el primero de los cuales se perdió en el camino, lo deseché debido a que lo encontré fuera de contexto, y el otro permaneció en el conjunto, pero adoptando la forma de una serie de microrrelatos. Una vez definidas las historias, el siguiente reto fue encontrar la voz narrativa. Necesitaba sentirme cómodo contando las historias que quería escribir y eso me tomó varias batallas conmigo mismo hasta que halle el ángulo desde donde disparar. Para “El salón de los rechazados” me ayudó repasar nuevamente las pinturas de los impresionistas (es obvio que el título lo tomé a partir de las dificultades que enfrentaron para exhibir sus obras en su momento); para “La toalla manchada de sangre” me sirvió mucho escuchar los valses de Chabuca Granda, una de las principales compositoras peruanas, y recorrer Barranco a través de viejas fotografías, incluso consulte un libro sobre la historia del distrito; y para “El país de los feos” desarrollé una cantidad de escenas teniendo como base una conversación telefónica que sostuve con un gran amigo de Perú.

4.-¿Qué hallará el lector?

“Melodías en la orquídea” contiene un relato que examina la relación entre el escritor, sus colegas y el mundo editorial; otro de corte negro que aborda un tema policial en el bohemio distrito de Barranco en Lima; y una sucesión de textos breves acerca de lo que significa ser peruano para una persona que se encuentra en constante conflicto con sus raíces. Los tres son relatos que en su contenido nada tienen que ver con el título general del libro. Las palabras “melodías” y “orquídea” sugieren un ritmo y una textura que estas narraciones no presentan, pero precisamente las elegí por ese motivo, para jugar con el contraste. Los relatos contienen una deliberada carga crítica, aunque como siempre son a la vez un homenaje a los lugares y las personas que admiro.

5.-¿Qué planes literarios tiene?

Un libro que compendie todos mis artículos de cine clásico, aún estoy trabajando en definir el formato y la manera de abordarlo, no quiero que sea sólo una reproducción de lo ya publicado en diferentes medios digitales sino que ofrezca un cuerpo orgánico para lo cual quizás deba introducir algunas modificaciones a fin de hacer la lectura más condensada y menos repetitiva. También está entre los planes una posible reedición de alguno a varios de mis libros anteriores, particularmente “Los quehaceres de un zángano” y “Polvos ilegales, agarres malditos”.

6.-¿Qué libro es imprescindible?

Difícil decir. Es una elección muy personal. En mi caso, creo que un libro que me transformó fue “El filo de la navaja” de Somerset Maugham, y lo menciono a través del protagonista en un párrafo de “El salón de los rechazados”.

7.-¿Qué título reciente lo ha sorprendido?

“Cinco esquinas” de Mario Vargas Llosa. Me sorprendió, pero no en sentido favorable. Emplea tantos diminutivos en la narración que hay pasajes francamente desesperantes. Sin embargo, por su construcción y manejo de la trama, demuestra por qué es un Nobel de literatura.

Anuncios

Una respuesta a “Entrevista a Fernando Morote por “Melodías en la orquídea”

  1. Esta entrevista sobre tu nuevo libro nos atrae a leerlo para apreciar esos contrastes. Enhorabuena y suerte. Buen fin de semana

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s