Grajeas eróticas: «Cientificismo a la hora de la siesta»

Harry Rainmaker

Mujeres

Camila y Rosaura eran muy pequeñas aún para entender todo aquello. Sin embargo, mujeres al fin, intuyeron que estaban en presencia de un poder inagotable. Y mientras se acomodaban las faldas se determinaron a investigar, practicando.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.