El rojo tiempo

Loretta

Reloj

Hierro.

 

El rojo tiempo

carcomió su estampa.

Juró jamás quebrarse,

mas la herrumbre

devoró su alma.

 

Desertó de sí

entregándose al estío,

a las lluvias,

al rocío,

al granizo;

al olvido…

 

Hierro.

 

El rojo tiempo

opacó impiadoso

su efigie hechicera

(no, ya no es lo que era).

 

Arrancó de sí

toda la primavera

y decidió partir,

quién sabe hacia dónde…

 

Hierro.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .