Oye abuelo

Miguel Rubio Artiaga

abuelo-nieto¿Oye abuelo, cuándo seré mayor?
Cuando dejes de creer que lo eres,
y luego lo sabrás solo.
¿Es verdad que luchaste en la guerra?
Te lo contaré cuando seas mayor,
pero sí, fui soldado.
¿Por qué nunca vas a misa?
Porque ya soy mayor
y todo lo que tenía
que hablar con Dios
ya lo tenemos hablado.

El abuelo y el nieto, andando
por el camino del río
cercano a la orilla,
hablaban con cara de serios
el viejo estaba contento
su hijo y la mujer
dejaban en el pueblo al niño
durante unos días.

¿Abuelo, qué árbol es ese blanco?
Ese es un almendro
está dormido
todo el invierno.
Es ahora, con el buen tiempo
que saca las flores
y tal parece nevado.

¿Cómo se llama ese pájaro negro?
Míralo bien y te acuerdas,
es un cuervo.
¿Y ese que está tan alto?
Esa es una de las cigüeñas
del nido que viste
esta mañana
en el campanario.
Son otros tiempos,
antes, se iban por el frío
pero ahora hay muchas
que se quedan todo el año.

¿Abuelo, de donde salimos todos?
Eso a preguntar a tu madre,
que es la que mas lo sabe.
¿Abuelo, siempre has sido abuelo?
Pues claro que no,
si donde estamos
las piedras hablaran,
te dirían cosas de un niño
que no había por ningún lado
de la comarca entera
mas travieso y más pillo.
Siempre llevaba
mi honda y mi tirachinas
con un montón de piedras
en los dos bolsillos.
Siempre andaba escapado
por los montes,
jugando a que no me encontraran
al principio y luego
por miedo al castigo

¿Mi padre era bueno?
De la piel de Barrabás,
más malo que un pedrisco,
ahí donde lo ves ahora
vestido de señorito.
Una vez en….

¡Mira esa rana!
¿Siempre está en el agua?
¿Por qué es verde?
¡Anda, ese pez tiene bigotes!
¿Sabes, cómo se llama?
Es un barbo

¿Por qué estuviste en la cárcel?
Cosas de la guerra.
Cuando seas mayor
lo entenderás de verdad.
Por ahora te basta,
que una de las razones
mas importantes,
es poder hablar contigo
como ahora, paseando
con la cabeza muy alta.

El niño miró por primera vez
a su abuelo muy serio.
Intuía que esas palabras
estaban llenas de cuentos.
¡No quiero esperar a ser mayor!
¡Me tienes que enseñar sin falta
para saberlo,
que hay que hacer
al pasear,
para llevar la cabeza alta!

———-

Tapacomprar

Una respuesta a “Oye abuelo

  1. Pingback: UN CADÁVER HERMOSO | Cuando la ficción sueña con la realidad·

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .