Dictablanda

Sergio Coello

Manipuladora

Petra Barrios había implantado la perfecta dictadura en el hogar. Su inconmensurable poder -dulce, blando, sentimental- se extendía a lo largo de aquel ordenado territorio de mármol brillante y maderas nobles, en el que hasta el más leve movimiento del marido y  los hijos estaba inspirado obligatoriamente en ella.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s