no veo el tiempo en mi rostro

Lala González

At the Mirror (c.1885-c.1886)-Edgar Degas








no veo el tiempo en mi rostro
el espejo palidece antes de cada ocaso
solo el viento carga con la pérdida de la memoria
mientas las margaritas
se deshojan jugando al parchís
la suerte está echada
la suerte existe entre el fin y el comienzo de cada anatema
la suerte es la cara de la angustia y el vientre de todo sortilegio
la suerte es humo en mis manos
y en mis pies
no existe nunca más
cabe la posibilidad de mi muerte
pero antes de morir la vida tiene que ser corona en mi nada
tengo que arrastrar la vida hasta llegar al horizonte
mas el cansancio me corroe
hace de mi cuero su cuna y de mis ojos
la tina donde se sumerge cada tarde

no veo el tiempo en mi rostro
cada fragmento del espejo se reduce a polvo
y esta vez no es polvo de mariposas
esta vez solo es polvo de polvo
y más polvo
bisbiseo sibilante se siente en cada llanto por olvido
derrotados silencios antes de la noche sin luna
noche que promete ser inacabable a pesar del sol que le amenaza
pues no importan los rayos de luz
cuando no hay recuerdos de lluvias frescas
y todo sigue siendo polvo de polvo
y más polvo

no veo el tiempo en mi rostro
se ha detenido en mi garganta
me asfixia
me roba las ganas
las ganas de ser siendo lo que soy
sin ser lo que he dejado atrás
siendo el recuerdo de la palabra que me mantiene viva
siendo sombra y querencia y sombra de nuevo
sombra tras la sombra
quedo sin tiempo en mi rostro

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.